Syndicate content

migrantes

Inmigrante o refugiado ¿Qué significa cada término?

Xavier Devictor's picture
Las personas se trasladan. Las estaciones de tren y los pasos fronterizos de gran parte de Europa están desbordados por una ola humana sin precedentes. Los líderes políticos van de cumbre en cumbre para tratar de articular una respuesta, pero los acontecimientos se desencadenan más rápido. Las personas están desesperadas, toman riesgos increíbles y padecen sufrimientos atroces para llegar a la Unión Europea (UE). Y el flujo parece no disminuir, incluso a pesar de que se aproxima el invierno.
¿Se trata de inmigrantes o refugiados? Ante tan trágicos sucesos, las definiciones y sutiles diferencias pueden parecer fuera de lugar. Sin embargo, las palabras importan, ya que definen en gran medida el entorno político y legal en el que las personas se van a establecer.

Las remesas ayudan a las familias de los migrantes y además se usan para financiar a las pequeñas empresas

Marek Hanusch's picture
Esta página en: العربية | Français
Las remesas que envían los migrantes superaron la inversión extranjera directa el año pasado, convirtiéndose en el mayor aporte de capital extranjero en los países en desarrollo. El monto enviado en 2014 fue superior a los US$435 000 millones, y se espera que esta cifra sobrepase los US$460 000 millones antes de finales de 2015.

Sabemos que las remesas ayudan a costear una serie de necesidades domésticas que existen en los países de origen, tales como alimentos, vestimenta, matrículas escolares y consultas médicas. Además, los receptores las usan para realizar reparaciones y obras de construcción en las viviendas, comprar un vehículo u otro tipo de bien duradero, y pagar el costo de la partida del migrante al extranjero.

Bajo ciertas circunstancias, sin embargo, las remesas se utilizan para efectuar inversiones comerciales más que para el consumo hogareño.

Ser más inteligentes en cómo reducir el costo de las remesas

Gloria M. Grandolini's picture
Esta página en: English | العربية | Français
El costo de enviar y recibir dinero ©Banco Mundial


Cuando un vendedor de frutas marroquí cierra su puesto cada noche en el mercado Porta Palazzo (en italiano) en Turín, Italia, piensa en cuánto dinero ganó ese día; qué monto puede enviar a su familia en Marruecos esa semana; cuánto costará mandar ese dinero, y qué cantidad de dirhams recibirán sus familiares.

Este vendedor de frutas es uno de los cerca de 250 millones de migrantes internacionales que envían dinero a casa para sus familias. Para muchas personas de los países en desarrollo, las remesas del extranjero son una fuente confiable y estable de ingresos que les ayudan a llegar a fin de mes.

En 2014, la Copa Mundial la van a ganar… ¡los migrantes!

Christian Eigen-Zucchi's picture
Esta página en: Русский
Esta página en: English | العربية

La Copa Mundial de Fútbol está comenzando en Brasil; ¡la larga espera terminó! Significa muchas cosas diferentes para miles de millones de personas alrededor del mundo que se reunirán a observar, evocando emociones intensas de orgullo y gloria o de humillación y ultraje nacionales. Los goles y las observaciones de los árbitros son recordados décadas más tarde, debatidos acaloradamente con la pasión por el “juego bonito”. Un aspecto clave de esta expresión de la globalización es que la mayoría de los jugadores son migrantes, ya sea jugando por sus equipos nacionales pero residiendo en otro país (como Lionel Messi, nacido en Argentina, quien vive en España y juega por Argentina), o jugando por un equipo nacional diferente de su país de nacimiento (como Diego Costa, nacido en Brasil, quien vive en España y juega por España), o ambos (como Miroslav Klose, nacido en Polonia, quien vive en Italia y juega por Alemania).