Syndicate content

wildlife

Corredores de coexistencia para reducir los conflictos entre los seres humanos y los animales silvestres

Claudia Sobrevila's picture
Esta página en: English | Français | العربية
© Assam Haathi Project
© Assam Haathi Project 

En condiciones extremas, un ser humano puede sobrevivir tres minutos sin aire, tres días sin agua y tres semanas sin alimento. Para apoyar a una población mundial de 7500 millones de personas, se necesitan más recursos naturales esenciales lo que está causando deforestación, degradación y fragmentación de los hábitats, pastoreo excesivo y sobreexplotación.
 
En el intento por sobrevivir y prosperar, los seres humanos ya usamos el 38 % de la tierra del mundo para actividades agrícolas; además, hemos deforestado la tierra debido a la industria, la minería y la infraestructura, dejando como zonas protegidas menos del 15 % de la superficie terrestre mundial (i) para fines de conservación de la biodiversidad. Si hay tanta presión de los seres humanos en las zonas protegidas, ¿dónde pueden buscar agua y comida las poblaciones restantes de elefantes, grandes felinos y otras especies silvestres? (Comprensiblemente), una cosecha de maíz, un arrozal desprotegido o una vaca bien alimentada parecen irresistibles. Esta lucha por los recursos naturales —especialmente la tierra y el agua— es la raíz de los conflictos entre los seres humanos y la fauna silvestre.

Empoderar a las nuevas generaciones para que actúen

Paula Caballero's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文
Photo by CIAT via CIFOR FlickrCuando observo la tasa de agotamiento de los recursos, la erosión del suelo y la disminución de las poblaciones de peces —los impactos del cambio climático en casi todos los ecosistemas—, veo un mundo físico que se degrada lentamente pero de manera inexorable. Lo denomino la “realidad que se esfuma” –la nueva normalidad–, es decir fenómenos de aparición lenta que nos van llevando a la pasividad y la aceptación de un mundo menos rico y diverso.

Durante mi vida, he visto aguas que estaban repletas de peces multicolores convertirse en aguas muertas como un acuario vacío. He visto en las calles de Bogotá, mi ciudad natal, la pérdida de miles de árboles en cuestión de años.


 

¿Pueden los animales carnívoros impulsar la educación y la agricultura y combatir el cambio climático?

Julian Lee's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Lion in Kenya. Curt Carnemark/World BankPuede parecer una pregunta tonta. Y por supuesto no estoy proponiendo que llenemos las escuelas con osos y leones, que probablemente mantendrían alejados a los estudiantes. Tampoco estoy sugiriendo que salvar a los leones resolverá la falta de suministros en la educación en los países en desarrollo. Más bien, quiero señalar algunos puntos generales de los nexos entre las diferentes partes de los ecosistemas, que a menudo tienen una indirecta pero subestimada influencia en el desarrollo humano.

La transformación y fragmentación del hábitat, el agotamiento de las presas y la caza han reducido en muchas partes del mundo el espacio vital de lobos, leones, osos, tigres, nutrias marinas y otros grandes carnívoros a menos de la mitad de su distribución original. Cuando sus números caen en picada, no solo perdemos especies emblemáticas. Los ecosistemas también dejan de tener grupos clave que se alimentan de carnívoros y herbívoros más pequeños. Cuando una menor cantidad de  animales es devorada en la cadena alimentaria, los ecosistemas cambian, y esos cambios también nos afectan a los seres humanos. Un artículo (i) reciente de la revista Science arroja luz sobre el tema, y sus lecciones son importantes para el desarrollo.