Participe en las Reuniones de Primavera del 17 al 23 de abril. Opine y pregunte a los expertos. Calendario de eventos

Syndicate content

Conflict

Refugiados sirios usan cuatro herramientas disponibles en los teléfonos inteligentes para llegar a Europa de manera segura

Bassam Sebti's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Yusuf, un refugiado sirio, sostiene su teléfono inteligente, al cual califica como “la cosa más importante”.
Él cuenta que con este aparato puede llamar a su padre, que vive en Siria. © B. Sokol/ACNUR.

Si se mira dentro del equipaje de todos los refugiados, (i) que viajan en una embarcación con destino a Europa poniendo en peligro sus vidas, se podrán ver unas pocas pertenencias que varían entre un refugiado y otro. Sin embargo, hay una cosa que todos llevan consigo: un teléfono inteligente.

Estos refugiados han sido criticados por poseer teléfonos inteligentes, (i) pero lo que los críticos no entienden es que los refugiados consideran estos aparatos caros como su principal salvavidas para salir al mundo exterior, y una importante ayuda para escapar de la guerra y la persecución. También estos dispositivos les permiten contar sus historias al mundo y narrar lo que se ha catalogado como la crisis de refugiados más grave desde la Segunda Guerra Mundial. (i)

Usemos nuestra voz en los medios sociales para poner fin a las adversidades

Bassam Sebti's picture
Esta página en: English | Français | العربية

¿Cuándo fue la última vez que usó la cámara de su teléfono móvil? ¿Ayer, esta mañana, o hace unos pocos minutos? ¿Qué hizo? ¿Tomó una foto de su niño o su mascota, o quizás registró un problema en su comunidad para atraer la atención pública?
 
¿Ha pensado alguna vez que la cámara de su teléfono puede captar no solo las cosas cotidianas? ¿Sabía que con una sola instantánea podría salvar vidas y ayudar a muchas personas a superar dificultades y salir de la pobreza?
 
¡Sí, usted puede hacerlo! Al menos un desconocido en el centro de Beirut creyó eso.
 
Fue un día caluroso y húmedo en agosto de 2015 en la capital libanesa cuando ese desconocido tomó una foto de un hombre, visiblemente angustiado y al borde de las lágrimas, que sostenía a su hija sobre su hombro y trataba de vender un puñado de bolígrafos baratos.

Frágil a frágil: Cómo el grupo g7+ da optimismo a la República Centroafricana

Anne-Lise Klausen's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Escolares en la República Centroafricana.
Crédito: © Pierre Holtz, UNICEF.

En una reunión del grupo de Estados frágiles g7+ (i) que se realizó recientemente en Nairobi, Bienvenu Hervé Kovoungbo recordó el tiempo que pasó en esa ciudad hace dos años.

En ese entonces, los ciudadanos de su país, la República Centroafricana (RCA), se vieron atrapados en una lucha entre diferentes grupos de milicias. Bienvenu, quien es director de Cooperación Multilateral y exdirector de la División de Presupuesto de las Inversiones del Ministerio de Economía, Planificación y Cooperación Internacional, voló a Nairobi para asistir a una reunión del grupo directivo del Diálogo Internacional sobre la Consolidación de la Paz y del Estado. En la ocasión, hizo un llamado a los colegas del g7+ y a los donantes para entregar asistencia. Después de la reunión, él no pudo regresar a la capital (Bangui) durante dos semanas, ya que estuvo retenido en Douala (Camerún), mientras su familia tuvo que huir de su hogar y vivir con miles de otras personas en campamentos improvisados en las afueras de la ciudad.

Reseña del año: Las historias más populares en 2015

Analía Martinez's picture
Esta página en: English | Français

Aquí, en el Banco Mundial, publicamos a lo largo del año una numerosa cantidad de artículos, comunicados de prensa, blogs, videos, y mucho más. Nos interesa saber cuáles son los temas de mayor interés para nuestra audiencia, por eso, prestamos mucha atención y hacemos un seguimiento de las publicaciones más leídas año tras año. A continuación, les presentamos las historias más populares del año 2015, medido por el número de visitantes únicos.

Artículos

Los temas de mayor interés de este año han sido variados, van desde la lucha contra la violencia de género hasta cómo comer fuera de casa puede ser una manera de medir la pobreza. La caída del precio del petróleo y la inversión en bonos verdes también han sido temas resonantes que se encuentran entre los más leídos del 2015. 

  1. 53 imágenes para detener la violencia contra la mujer (26 de marzo)
  2. Comer fuera de casa, ¿una nueva forma de medir la pobreza? (9 de diciembre)
  3. ¿Quién gana y quién pierde con la caída del precio del petróleo en la región de Oriente Medio y Norte de África? (29 de enero)
  4. Los bonos verdes están cambiando las expectativas de los inversionistas y facilitando las inversiones sostenibles (22 de enero)
  5. Invertir en las mujeres es fundamental para acabar con la pobreza e impulsar el crecimiento que se necesita (14 de julio)

No cierre sus puertas a los refugiados

Bassam Sebti's picture
Esta página en: English | Français | العربية
El autor en el día de su graduación de la Maestría en Estudios de escritura en la Universidad de Saint Joseph en Filadelfia en 2008. © Jenny Spinner

Caminé entre los cadáveres de las personas alcanzadas por las bombas. Me agaché y me cubrí de las balas que caían alrededor de mis pies, y casi morí estrangulado a manos de un doliente enfurecido. Era uno de los millones de iraquíes que estaban tratando de sobrevivir a una realidad brutal que nunca parecía terminar.

Todavía no puedo olvidar estas imágenes. Todavía recuerdo el olor de los muertos. Tuve que ir al lugar donde yacía la muerte debido a mi trabajo como periodista. Ese trabajo dejó a muchos periodistas muertos a tiros, entre ellos uno de mis antiguos colegas del Washington Post.

Inmigrante o refugiado ¿Qué significa cada término?

Xavier Devictor's picture
Las personas se trasladan. Las estaciones de tren y los pasos fronterizos de gran parte de Europa están desbordados por una ola humana sin precedentes. Los líderes políticos van de cumbre en cumbre para tratar de articular una respuesta, pero los acontecimientos se desencadenan más rápido. Las personas están desesperadas, toman riesgos increíbles y padecen sufrimientos atroces para llegar a la Unión Europea (UE). Y el flujo parece no disminuir, incluso a pesar de que se aproxima el invierno.
¿Se trata de inmigrantes o refugiados? Ante tan trágicos sucesos, las definiciones y sutiles diferencias pueden parecer fuera de lugar. Sin embargo, las palabras importan, ya que definen en gran medida el entorno político y legal en el que las personas se van a establecer.

Como actores del desarrollo, ¿qué deberíamos hacer para enfrentar la crisis del desplazamiento forzado?

Xavier Devictor's picture
Esta página en: Français

También disponible en: English | العربية

El desplazamiento forzado se considera desde hace mucho tiempo una cuestión humanitaria. Pero dado que la cantidad de personas desplazadas por la fuerza llega a cifras sin precedentes, han aumentado los pedidos de que los actores del desarrollo se involucren en el tema.
 
La escala y la naturaleza del problema ponen de relieve esta necesidad. Unos 60 millones de personas en todo el mundo han sido desplazadas por la violencia y han sido víctimas de violaciones de los derechos humanos, ya sea en calidad de refugiados, que han huido a través de una frontera internacional, o como desplazados internos, que permanecen dentro de sus propios países. Ellas pueden pasar años, a veces décadas, en esta situación de desplazamiento forzado, sufriendo perspectivas económicas limitadas. Una cifra aún mayor de personas se encuentra afectada de manera indirecta, en particular en los países y las comunidades de acogida.

Jordania: Un hogar lejos del hogar para los refugiados sirios

Ayat Soliman's picture
También disponible en English
Escuela en Jordan. © Ayat Soliman l Banco Mundial


De las distancias que debieron cubrir los refugiados sirios cuando huyeron de la crisis de su país en 2012, probablemente una de las más cortas es la que recorrió Reem, de 9 años. Su familia caminó 30 kilómetros desde su pueblo de Deraa —en el sudoeste de Siria— hasta el municipio de Al Sarhan, ubicado justo en la frontera con Jordania, donde han vivido desde entonces. Este lugar está tan cerca que es posible que un niño sirio se sienta como en casa: se habla el mismo idioma, es un entorno parecido, la cultura y las tradiciones son similares, y muchas veces existen relaciones familiares lejanas que conectan a las tribus a través de generaciones. Sin embargo, sentirse como en casa es mucho más que eso para Reem.

Rahim Alhaj, invitado de #Music4Dev, señala que “tenemos la responsabilidad de poner fin a la crisis de los refugiados”

Bassam Sebti's picture
Esta página en: English | Français | العربية



Él aprendió a tocar el laúd árabe, un instrumento de cuerda fabricado en madera con forma de pera, a temprana edad en su ciudad natal de Bagdad. Creció escribiendo canciones de protesta contra el dictador que gobernó su país con mano de hierro durante tres décadas. Fue encarcelado, torturado y finalmente obligado a abandonar su amado Iraq en 1991. Más tarde, encontró refugio en Estados Unidos.

Tengo un sueño... volver a la escuela

Aryam Talal Al-Mofti's picture
© Adel Salah

Todavía recuerdo ese día, el jueves 26 de marzo de 2015, cuando se anunció que mi escuela, junto con todas las otras escuelas de Yemen, sería clausurada a causa del conflicto armado y la guerra. Esta noticia fue un golpe para mí, ya que significaba que no tendría ninguna manera de aliviar las presiones de la vida en un país que carece incluso de las necesidades básicas para vivir. Cuando se tomó la decisión de cerrar las escuelas, me detuve a reflexionar sobre mis sueños de un futuro brillante lleno de esperanzas, pero todos esos anhelos se han derrumbado, y el único sueño que me queda es volver a la escuela. En un principio, esperábamos que las escuelas estuvieran cerradas por unas semanas, pero esto se ha convertido en meses y hay pocas esperanzas de poder regresar a clases este año. Mis compañeros y yo pasamos por el edificio de nuestra escuela, y recordamos los buenos momentos que pasamos dentro de sus viejas paredes. Han transcurrido más de cuatro meses, y todavía nada ha cambiado.

Pages