Syndicate content

La habilidad de desarrollar habilidades

Paula Villaseñor's picture
También disponible en: English | Français

Las habilidades se han posicionado como uno de los temas más importantes, sino es que el más importante, en el ámbito educativo, precisamente cuando se registran los niveles educativos más altos en la historia mundial.

Justamente porque los policymakers se dieron cuenta de que más años de escolaridad no necesariamente se traducen en un mayor aprendizaje, desarrollo de habilidades o crecimiento económico, muchos países empezaron a implementar de forma progresiva, principalmente en los años dos mil, reformas educativas con enfoque en competencias.
 
Sorpresivamente, estas reformas no siempre han logrado mejorar los resultados en aprendizaje, o al menos no al ritmo que se esperaba. Por ello, una pregunta relevante es ¿cómo podemos, en la práctica, enseñar habilidades en cada aula y asegurarnos de que lo que decide la autoridad educativa se traduce en resultados medibles en cada estudiante?

Nunca antes ha habido tantos informes disponibles sobre políticas para el desarrollo de habilidades. Sin embargo, la mayoría de ellos se enfocan en recomendaciones para identificar brechas de habilidades e implementar estrategias de habilidades, a nivel agregado. Desafortunadamente, la evidencia sobre lo que los policymakers pueden hacer para desarrollar habilidades en las escuelas es más limitada. En mi experiencia como policymaker dirigiendo un programa de desarrollo de habilidades a gran escala, un paso crucial para facilitar este proceso, por más sencillo y obvio que parezca, es invertir tiempo suficiente en definir las habilidades que se busca enseñar, tan preciso como sea posible.
 
¿Pero qué son exactamente las habilidades?

Las habilidades son la capacidad de hacer algo bien. Así como el conocimiento alude a la manera en que percibimos, entendemos y recordamos la información, las habilidades se refieren a la manera en que elegimos, utilizamos y aplicamos conocimiento en diferentes circunstancias, al enfrentar retos diversos y frecuentemente impredecibles. Pensemos, por ejemplo, en escribir correos electrónicos: las personas podrán saber cómo escribir, e incluso qué es un email, pero eso no significa que saben cómo escribir emails bien, mucho menos cómo escribirlos en diferentes contextos y para diferentes audiencias y propósitos. Es decir, poder escribir es distinto que tener habilidades de comunicación. De hecho, una definición más técnica de habilidades –o competencias– involucra conocimiento, habilidades, actitudes y valores, lo que significa que, en el ejemplo del email, no solamente se espera que las personas hagan un buen uso de la gramática sino que además muestren empatía y respeto.
 
Además, las habilidades son:

  • Multidimensionales e interrelacionadas: las habilidades pueden ser (1) cognitivas, (2) socioemocionales o no cognitivas y/o (3) técnicas o relevantes para el trabajo, pero también pueden ser de orden básico u orden elevado. Distintos tipos de habilidades interactúan tanto que resulta complejo determinar qué habilidades desencadenan el desarrollo de otras, o clasificar ciertas habilidades en una sola categoría. Por ejemplo, las habilidades socioemocionales son necesarias para aprender y desarrollar habilidades cognitivas pero, al mismo tiempo, desarrollar habilidades cognitivas contribuye al desarrollo de habilidades socioemocionales.
  • Interdisciplinarias: la misma habilidad puede ser enseñada en distintas disciplinas con propósitos similares o diferentes –por ejemplo: resolución de problemas.
  • Transversales: la misma habilidad puede ser relevante para un amplio rango de ocupaciones o sectores, no solamente para la ocupación actual del individuo –por ejemplo: comunicación.
  • Transferibles: un objetivo esencial de las habilidades es que puedan ser transferibles y aplicables en ocupaciones y contextos diferentes –por ejemplo: toma de decisiones.
  • Adquiridas durante distintos períodos de desarrollo: las habilidades pueden ser adquiridas y desarrolladas durante distintos períodos de vida, según las necesidades y la madurez de los individuos. Generalmente, las habilidades cognitivas se desarrollan en la primera infancia e infancia y tienden a estabilizarse alrededor de la edad adulta, mientras que las habilidades relevantes para el trabajo se suelen adquirir durante la adolescencia y la edad adulta.
  • Evaluadas a fin de cuentas en el trabajo y la vida: aunque se supone que los individuos adquieren unas de las habilidades más importantes en la escuela, es años más tarde, en el trabajo y/o en la vida que podrán evaluar si las adquirieron o no. 
Entonces, ¿por qué es tan difícil enseñarlas (en la práctica)?

Para enseñar habilidades, los docentes necesitan objetivos que son claros, específicos y medibles. Esto es particularmente relevante para enseñar habilidades socioemocionales, considerando que su evaluación es más compleja que la de las habilidades cognitivas. Dado que las habilidades son multidimensionales e interdisciplinarias, entre otras características, los docentes necesitan tener una idea clara de lo que se espera que enseñen, para que puedan monitorear el progreso en el salón de clase. Esto incluye definiciones sencillas y específicas para cada habilidad en un marco curricular.
 
Consideremos el siguiente ejemplo real: en 2008, la Reforma Integral a la Educación Media Superior (RIEMS) de México presentó un marco curricular común con 11 competencias genéricas. Una de estas competencias se definió como “el estudiante elige y practica estilos de vida saludables”. En la práctica, enseñar este tipo de objetivos es difícil ya que los maestros no necesariamente pueden obligar a tomar decisiones saludables, mucho menos evaluar si las tomaron o no.
 
Algunas habilidades tienden a ser definidas como el resultado de una habilidad (en este caso, elegir estilos de vida saludables), no como habilidades en sí (toma responsable de decisiones por ejemplo), lo que dificulta su enseñanza y evaluación. En el contexto del programa que dirigí, decidimos trabajar con psicólogos y maestros para establecer definiciones claras, comprensibles y sencillas para cada una de las 18 habilidades, incluyendo toma responsable de decisiones. Este paso nos permitió implementar el programa más rápido y ayudar a los maestros a llevar a cabo las actividades del programa.
 
Mientras más específicos seamos sobre lo que funciona, y lo que no, mejores resultados tendremos. Los invito a utilizar sus habilidades de policymaking para este propósito.
 

Comments

ENVIADO POR Reynaldo Lopez el

Una buena medida de desrrollar habilidades seria el que el mobiliario de los centros escolares pase por un periodo de mantenimiento en el cual sean los propios alumnos los protagonistas del proceso de reparacion o restauracion de aquel mobiliario que aun se le puede alragar un poco su vida util como pupitres pizarras estanterias etc o porque no parte de las mismas instalaciones fisicas del centro siempre y cuando bajo la tutoria de un experto del tema o tecnico que este al frente de las obras.
Rey Lopez
Psicologo.

Muchas gracias Reynaldo. La idea que propones es interesante y permitiría desarrollar la habilidad de trabajar en equipo. Si la llegas a implementar, nos encantaría conocer tu experiencia. Saludos.
 

ENVIADO POR Olivier Hernández el

Me parece excelente la forma en que abordas la temática, y sobre la necesidad imperativa de aprender o desarrollar la habilidad de desarrollar habilidades. Tuve el agrado de escuchar tus exposiciones en Bogotá a finales del 2016 y quedé muy motivado por la forma en que trabajas el tema.

Si en alguna oportunidad tienes el chance de visitarnos en Costa Rica, sería genial. Trabajo con el Ministerio de Educación de mi país y en la Universidad Técnica Nacional. Una charla o conversatorio contigo sería excelente.

[email protected] y [email protected]

Saludos desde Costa Rica.

ENVIADO POR xiomara Peña el

Me parece muy importante la propuesta y como educadora venezolana que soy,con la colaboración de ustedes la voy a poner en practica

Saludos y muchas gracias por la información

ENVIADO POR David Padrón el

Me interesa muchísimo el tema. Tengo en mente un proyecto educativo concebido para incentivar o impulsar lo que yo denomino el "talento activo" (ta). Dicho proyecto surge de la premisa fundamental de que todo ser humano nace con un talento innato (ti), el cual es posible perfeccionar. Esto último se logra cuando se pasa del ti al ta. Me gustaría intercambiar impresiones con ustedes sobre el particular y ver las posibilidades de que me puedan orientar en la materialización de dicho proyecto. Gracias.

ENVIADO POR martha el

Hola Martha, las habilidades son la capacidad de hacer algo bien. Como lo menciona el artículo, un tipo de habilidades son las socioemocionales que también se conocen como habilidades blandas, actitudes, habilidades no cognitivas, o habilidades conductuales, dependiendo del contexto en el que se abordan.

ENVIADO POR Martha C. Jaramillo el

Podría por favor recomendarme un especialista en el tema para un taller con docentes. Gracias

ENVIADO POR Saul J. Escalera, Ph.D. el

Iinteresante articulo sobre educación en el aula para niños y niñas que quieren desarrollar habilidades creativas desde temprana edad. Sin embargo, este avance importante en el logro de ambientes adecuados para la educacion temprana de nuestros niños en Bolivia, debe ir acompañado de un plan curricular donde se incluya el desarrollo de la cultura científica en temprana edad. Al respecto, he escrito un artículo donde analizo la actual necesidad de establecer las condiciones apropiadas para desarrollar una Cultura Científica en la Sociedad Boliviana y propongo una serie de medidas que se deben tomar, tanto por los padres de familia, como por las autoridades educativas para introducir la Educación Científica en el Programa Curricular de los Niveles Pre-escolar, Primario y Secundario de las escuelas bolivianas, tal como explico en el articulo de mi autoría que fue publicado en la revista cultural Ibero-americana TRIPLENLACE, una revista de la UNED en Madrid, España,

Espero sus comentarios. SAUL J. ESCALERA, Ph.D. Profesor Emérito UMSS, Cochabamba, Bolivia.

Felicidades por su artículo Saúl. Una buena manera de fomentar el interés por la ciencia a través del desarrollo de habilidades socioemocionales es desarrollando la habilidad del pensamiento crítico. Saludos.
 

ENVIADO POR Claudia Herbas el

En Bolivia hace falta insertar en la currícula educativa de los colegios y escuelas este concepto y aplicación para desarrollar laa HABILIDADES de los jóvenes y adolescentes.
Muy buen artículo.
Soy comunicadora social y escribo articulosnse opinión para los periódicos. Escribiré algo al respecto. Donde les puedo hacer llegar el link cuándo lo haya publicado. Un cordial saludo desde Cbba.

ENVIADO POR Carlos Porras el

Muy interesante y de acuerdo.
Otro tema que influye de manera determinante para que es maestro enseñe a base de identificación y empoderamiento de habilidades de los alumnos, es la falta de compromiso y responsabilidad en la transmisión de competencias y habilidades.

Hola Carlos, un tema fundamental que pone en evidencia la literatura es la formación y capacitación de maestros en el desarrollo de habilidades socioemocionales. Para poderlas desarrollar en niños y jóvenes es muy importante que los maestros puedan ponerlas en práctica, a través del ejemplo y de ejercicios específicos. Saludos.
 

ENVIADO POR Jacqueline Gomez el

Excelente material que en forma muy pedagógica ofrece los beneficios de trabajar el desarrollo de habilidades mediante proyectos.

ENVIADO POR Tomás von Bischoffshausen el

Estimada, me interesa mucho el tema. Trabajo en temas de educación y justamente estoy investigando acerca de la educación del siglo XXI y cómo adaptar las instituciones para que se promuevan estas habilidades. Hasta la fecha no había dado con alguien que hablara de la capacidad de medir estas habilidades, por lo que me parece muy interesante su columna. Sobre todo porque la promoción de estas habilidades debiera poner el foco en la medición del proceso pedagógico, entiendo, y no en un resultado en particular. Si pudiera ayudarme con bibliografía referente a esto se lo agradecería; o mejor aún si pudieramos intercambiar mails o una conversación. Mi mail es [email protected]

Saludos y gracias.

ENVIADO POR Nurya Monge el

Excelente texto acerca de las habilidades y su desarrollo desde la infancia escolar. Urge un compromiso moral del docente - consigo mismo - para motivar este desarrollo...Requiere percepción, interés, su propia habilidad para interpretar la ruta y, posiblemente, implica más trabajo tutorial... La cuestión es el aspecto laboral de los maestros. En Guatemala hay aulas docentes públicas hasta con casi 50-60-90 chicos. Salarios bajísimos. Suspensión de clases con frecuencia y otros problemas. Muchos maestros no se emocionan con trabajar de más, si los estímulos salariales, particulares, son tan mediocres. Escuchamos con frecuencia frases tal como: "con que ganen los alumnos el año escolar basta". Por tanto, desde un punto de vista crítico y serio, me permito concluir: -La decisión para el desarrollo de las habilidades debe formar parte de la VOCACION magisterial. Muy agradecida por sus textos.

ENVIADO POR Jesús Manuel Aguirre Villegas el

Muy interesante articulo, hoy en dia las instituciones de educación superior, deberian de hacer mas practicos los estudios universitarios, enseñar lo que realmente es aplicable a habilidades que se solicitan en el mercado laboral, por tanto, se deben sensibilizar, actualizar los planes de estudios y enseñar competencias y habilidades que seran utiles en la practica, pero primero hay que conocer que tipo de habilidades requieren los empleadores, para poder adaptarlas a las necesidades.

ENVIADO POR Lila Villahoz el

Tengo un paper escrito sobre la practica de habilidades sociales en un grupo de niños de 4 a 11 años que iban a jugar a una juegoteca de la Fundación Abrir la Puerta, un estudio de caso por si te interesa leerlo.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación