Syndicate content

En Senegal, se insta a invertir en la gente y en el planeta

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية



Este mes, durante tres días, Senegal —ubicado en África occidental— fue el centro de atención de los esfuerzos mundiales para combatir el cambio climático y mejorar la educación en un mundo que cambia rápidamente.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente senegalés, Macky Sall, copresidieron una conferencia en Dakar sobre la recaudación de recursos para la Alianza Mundial para la Educación (AME), una plataforma de financiamiento que ayuda a los países de ingreso bajo a aumentar tanto el número de niños que asisten a la escuela como el nivel de aprendizaje.

Líderes africanos y asociados intervinieron y anunciaron sus compromisos de proporcionar una educación que prepare a los niños para competir en la economía del futuro y que fomente el progreso socioeconómico.

Jefes de Estado de todo el continente describieron sus desafíos, mencionando el terrorismo, la inseguridad, la afluencia de niños refugiados que necesitan educación, la presión en los presupuestos nacionales y el prejuicio cultural contra la educación de las niñas.

Tal como fue documentado en el Informe sobre el desarrollo mundial 2018 del Grupo Banco Mundial, millones de niños en todo el mundo asisten a la escuela, pero no aprenden, y es cada vez más urgente solucionar la actual crisis de la educación.

En la conferencia de la AME se señaló que los avances en la tecnología digital, la automatización y la robótica cambiarán la naturaleza del trabajo y alterarán las vías tradicionales hacia la prosperidad. Para los países en desarrollo que tienen esperanzas de crecer, las mejores inversiones serán aquellas destinadas a las personas, es decir inversiones en infraestructura de materia gris y en los pilares del desarrollo humano: la nutrición, la atención de salud, la educación y el fortalecimiento de habilidades.

Senegal tiene enseñanzas para compartir. Hace más de 25 años, el Gobierno organizó una campaña comunitaria con el objetivo de reducir la malnutrición crónica. Las tasas de retraso del crecimiento infantil disminuyeron del 34,4 % en 1992 al 17 % en el presente, un índice que es el más bajo en África al sur del Sahara continental.

En la actualidad, Senegal adopta medidas para mejorar la calidad de la educación, destinando el 7 % del PIB a educación. El presidente Sall y su Gobierno buscan nuevos motores que impulsen el crecimiento económico y que conlleven mayores inversiones en la gente.

El presidente Sall se dispone también a abordar otro problema crítico en Senegal: la erosión costera que amenaza viviendas y medios de subsistencia en la histórica ciudad de Saint-Louis.

En diciembre, copresidí la Cumbre Un Planeta con el presidente Macron en París que se realizó con el fin de desplegar el poder del sector privado y lograr que las fuerzas del mercado se dirijan en la dirección correcta para combatir el cambio climático. Acompañé a los mandatarios Macron y Sall a Saint-Louis para observar directamente la erosión de las costas en el lugar.

Necesitamos una acción urgente para proteger a esta histórica ciudad. El Grupo Banco Mundial y Francia trabajan de manera conjunta para ayudar a Saint-Louis y otros lugares en África occidental donde se pierden hasta 20 metros al año de playas debido a la erosión, y donde un número estimado de 122 millones de personas viven en zonas que tienen una elevación de menos de cinco metros.

Se va a necesitar un esfuerzo mundial para confrontar los desafíos que todos tenemos, desde el cambio climático hasta las repercusiones derivadas del hecho de que los niños no crezcan con las habilidades y la capacidad intelectual para competir en los lugares de trabajo del futuro. La necesidad de invertir en la gente y en el planeta nunca ha sido tan imperiosa como ahora; debemos asumir el desafío.

Comments

ENVIADO POR Misael Montelongo el

Que países como Senegal asuma un desafío para invertir en la gente y su educación confirma la gran necesidad que hay en el género humano. Progresar

ENVIADO POR Edixon el

Creo que la política financiera está muy bien orientada a fomentar la desigualdad en los diferentes continentes con políticas financiera engañosas con muchos resultados incongruentes

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación