Syndicate content

Nuestra aspiración en París: Fijar el camino hacia un crecimiento económico limpio

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文
© Fabien Minh/Connect4Climate/World Bank


Las conversaciones sobre cambio climático de París constituyen una oportunidad única para dar una señal clara: podemos generar prosperidad y respaldar el crecimiento económico sin contaminar el planeta con carbono, y debemos actuar con urgencia debido al calentamiento y la volatilidad climática que se observan a nivel mundial.

Creo que los líderes políticos de todo el mundo estarán a la altura de este desafío cuando se reúnan en París. El Grupo Banco Mundial ayudará a sus países y empresas clientes a realizar la transición hacia el desarrollo económico resiliente y con bajas emisiones de carbono.

Cómo un profesor inició una campaña para luchar contra la corrupción cotidiana en India

Alice Lloyd's picture
Esta página en: Français | العربية

Esta página en: English


Al volver a su país de origen, un profesor de física indio expatriado se sintió abrumado por interminables demandas de extorsión. Como una forma de combatir la corrupción y poner en evidencia a los funcionarios que piden sobornos, creó un billete falso de cero rupias.

El billete es idéntico a los billetes indios, pero lleva impreso el eslogan “Eliminar la corrupción en todos los niveles” y la promesa “Juro no aceptar ni pedir sobornos”.

Vijay Anand, presidente de la organización no gubernamental (ONG) 5th Pillar, pensó que la idea podría funcionar a mayor escala. Al principio, la ONG imprimió 25 000 billetes de cero rupias y los distribuyó a estudiantes del estado sureño de Tamil Nadu. Desde 2007, ha repartido más de 1 millón de billetes en cinco lenguas, llegando a más de 600 instituciones. Los voluntarios los distribuyen cerca de los lugares en los que los funcionarios suelen pedir sobornos, como las estaciones de trenes y los hospitales públicos.

Día Mundial del Sida: Cuatro pasos para lograr el control de la epidemia

David Wilson's picture
Esta página en: العربية | Français

  Esta página en: English


El Día Mundial del Sida 2015 marca un incremento no anticipado pero significativo de nuestra respuesta al VIH y otras enfermedades infecciosas importantes. En el último año, el diagnóstico y los medicamentos para el VIH dieron un gran paso, cuando llegaron al mercado pruebas de la carga viral de mejor calidad y más baratas, y medicamentos que se usan en dosis más bajas y son menos tóxicos, más eficaces y menos costosos. Los precios de los fármacos alcanzaron su nivel más bajo hasta la fecha, con regímenes de medicamentos genéricos de primera línea que cuestan entre USD 95 y USD 158 (dólares estadounidenses) por paciente al año, esto es una baja del 60 % al 70 % entre 2007 y 2014.

Limpiemos las maneras sucias de cocinar

Anita Marangoly George's picture
Esta página en: Français | 中文

English

Limpiemos las maneras sucias de cocinar


Realmente – Hagámoslo.

Es un hecho: la contaminación del aire en el interior de las viviendas provocada por cocinar con combustibles sólidos como la madera, el carbón vegetal y mineral, el estiércol y los desechos de cultivos en hogueras y cocinas tradicionales es la cuarta causa de muerte en el mundo, después de las enfermedades cardíacas y pulmonares y la infección respiratoria.

Casi 2900 millones de personas, la mayoría de las cuales son mujeres, aún cocinan con cocinas y combustibles sólidos contaminantes que producen humo y hollín. Esto significa que hay más personas que usan estos artefactos peligrosos que toda la población sumada de India y China.

Esto tiene que cambiar. Y el cambio está ocurriendo, según he oído la semana pasada en los diversos debates que tuvieron lugar en el Foro sobre Maneras Limpias de Cocinar 2015 (i) en Accra, Ghana. Al escuchar al ministro de Petróleo de Ghana y al viceministro de Género y Desarrollo, me doy cuenta de que la ambición de ofrecer cocinas limpias y combustibles más limpios a las familias que más lo necesitan está presente. Pero transformar la ambición en realidad es un desafío. Esto es cierto no solo en Ghana sino en muchas otras partes del mundo.

#Music4Dev del Banco Mundial contrae el “dengue”

Korina Lopez's picture
Esta página en: English | Français | العربية

Banda de rock Dengue Fever

La banda Dengue Fever de Los Ángeles comparte su giro al rock camboyano de la década de 1960, un estilo musical que casi fue aniquilado durante la era de los jemeres rojos, y habla de Cambodian Living Arts, una organización sin fines de lucro que conecta a artistas tradicionales con jóvenes como un medio de preservación cultural.

Durante su brutal reinado de 1975 a 1979, los jemeres rojos mataron a aproximadamente 2 millones de personas, especialmente a artistas e intelectuales, incluso a las personas que usaban anteojos. Las artes y la música de Camboya están reapareciendo a través de la educación de las generaciones más jóvenes. Educar y crear conciencia sobre las artes camboyanas también significa empleo para los artistas maestros y, posiblemente, sus estudiantes.

De la crisis a la resiliencia: Ayudar a los países a encarrilarse

Joachim von Amsberg's picture
Esta página en: English | Français | العربية

 

Hace apenas dos semanas, los ciudadanos de Sierra Leona celebraron en su país el fin de la transmisión del ébola (i) con aclamaciones y bailes en las calles de Freetown. Es un hito digno de celebración en un país que sufrió cerca de 4000 muertes por el virus mortífero.
 
Noticias como esta de Guinea, Liberia, y Sierra Leona (i) son un recordatorio de cuán importante es no bajar la guardia frente a brotes futuros y seguir apoyando a los países mientras sus economías se recuperan. Tomemos el caso de Bindeh Kamara, de Sierra Leona, una joven de 22 años, madre de cuatro hijos que perdió a su marido a causa del ébola. Sin su ingreso, Bindeh tuvo que esforzarse para pagar la comida, la ropa, y la matrícula escolar de sus hijos.

El camino hacia un futuro más ecológico

Jonathan Coony's picture

También disponible en English


La pregunta fundamental en el periodo previo a la Conferencia de las Partes (COP 21) sobre el cambio climático es: ¿dónde encontraremos las soluciones sobre el terreno —y las personas que las pondrán en práctica— para hacer realidad los nuevos objetivos en materia de políticas relacionados con el clima?

Un camino hacia un futuro “más ecológico” podría cruzar a través de Kikuyu Road en Nairobi, Kenya. En este lugar, Peter Chege dirige Hydroponics Kenya, una empresa pequeña pero en crecimiento, que está aumentando las nuevas soluciones agrícolas para los mercados locales. Sus sistemas permiten que los agricultores cultiven plantas sin la necesidad de usar suelo agrícola y consumen una cantidad de agua un 80 % menor que la agricultura tradicional. Estas técnicas sostenibles mejoran la capacidad de adaptación al clima y, al mismo tiempo, crean empleos a nivel local y fomentan la inversión a nivel regional.

Por qué la inclusión es algo bueno y acertado desde los puntos de vista moral y económico, respectivamente

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文
A slum, known as a 'favela,' rises on the outskirts of Salvador de Bahia, Brazil. © Scott Wallace/World Bank


​​Cuando enseñaba en la Universidad de Indonesia, mi país era el modelo de desarrollo económico. Indonesia experimentaba un crecimiento sólido, del 9 % en la década de 1990. La pobreza se estaba reduciendo. Empero, en Indonesia se habían generalizado la corrupción, el amiguismo, el nepotismo y el miedo bajo el gobierno autoritario del presidente Suharto. En el Parlamento no había un sistema de frenos y contrapesos. No existía rendición de cuentas ni transparencia. El control de la economía estaba en manos de unas pocas familias poderosas. La crisis financiera de 1998 desencadenó protestas estudiantiles en toda la nación, el denominado movimiento "reformasi". Me uní a los estudiantes que reclamaban el cambio. Protestamos hasta que Suharto renunció.

Las múltiples tragedias de las mujeres sirias desplazadas y por qué el G-20 debe prestarles atención

Omer Karasapan's picture

También diponible en: English

© ShutterstockAproximadamente la mitad de los más de 60 millones de personas desplazadas del mundo  -19 millones de refugiados y 41 millones de desplazados internos (PDI)- son mujeres. Esta cifra es la más alta registrada hasta la fecha y sigue aumentando. Según Antonio Gutiérrez, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) “estamos presenciando [...] un deslizamiento sin control hacia un momento de nuestra historia en el que la escala del desplazamiento forzado en el mundo, al igual que la respuesta requerida, eclipsan claramente todo lo que hemos visto antes”.

Las mujeres, que ya enfrentan múltiples desigualdades, están expuestas a riesgos significativamente mayores en los desplazamientos de población: discriminación,  acoso y, con frecuencia, violencia sexual y de género. Los países de acogida y de tránsito deben ser conscientes de los peligros específicos que enfrentan las mujeres y tratar de velar por su seguridad y proporcionarles los servicios especiales que requieren, especialmente las más vulnerables, es decir, las mujeres no acompañadas y sus hijos, las familias encabezadas por mujeres, y las mujeres embarazadas, las discapacitadas, y las ancianas. Sin embargo, muchos países están abrumados por la enorme cantidad que enfrentan y no pueden responder adecuadamente a pesar de los esfuerzos de las agencias humanitarias locales e internacionales.

Pages