Syndicate content

El próximo horizonte de los programas de redes de protección social

Michal Rutkowski's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文
Se ha duplicado el número de países en desarrollo que proporcionan programas de protección social a sus ciudadanos. ¿Qué provoca este aumento? Foto: Mohammad Al-Arief/Banco Mundial.

Las redes de protección social —donaciones en efectivo que se entregan regularmente a los hogares pobres a cambio de que los niños asistan a la escuela o sean sometidos a exámenes periódicos de salud— se han convertido en una de las estrategias más eficaces de reducción de la pobreza, ayudando a los pobres y vulnerables a afrontar crisis y catástrofes. Cada año, los programas de este tipo en los países en desarrollo ayudan a salir de la pobreza absoluta a unos 69 millones de personas y mejoran la situación de unos 97 millones de habitantes ubicados en el 20 % más pobre de la población, lo que constituye un aporte considerable a la lucha mundial contra la pobreza.

El desarrollo de los mercados de capital de los países para cubrir necesidades de financiamiento interno a largo plazo

Ceyla Pazarbasioglu's picture
Esta página en: English | العربية | 中文 | Français



El financiamiento estimula el crecimiento económico y el desarrollo. Con todo, también es evidente que las fuentes de financiamiento tradicionales —las finanzas públicas, la asistencia para el desarrollo o los préstamos bancarios— no bastarán para financiar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los países tanto desarrollados como en desarrollo están recurriendo a los mercados de capital para encontrar nuevas fuentes de financiamiento y atraer financiamiento, inversiones y conocimientos especializados del sector privado.

Una prioridad fundamental para la comunidad internacional del desarrollo es obtener financiamiento privado suficiente para que los países con mercados emergentes puedan satisfacer sus necesidades de recursos para financiar objetivos estratégicos, como la mejora de la infraestructura.

Replantear el financiamiento para el desarrollo a fin de atender las crecientes aspiraciones

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: Français
Foto © Dominic Chavez/Banco Mundial.

 

Prácticamente en todos los lugares del mundo se pueden ver personas con teléfonos celulares y computadoras. A medida que Internet y los medios sociales conectan a más personas, ellas saben con exactitud cómo viven los demás.

El conocimiento de las condiciones de vida de otras personas, en los propios países y en el extranjero, está generando una convergencia mundial de aspiraciones. Pero estas aspiraciones no se refieren solo a cosas que tienen otras personas, sino a demandas de oportunidades que demasiadas personas no tienen.

Por qué las soluciones para los jóvenes deben provenir de los propios jóvenes

Noreyana Fernando's picture
Esta página en: English | Français
 Nafise Motlaq / World Bank.
Las estadísticas actuales acerca de los jóvenes son alarmantes. Líderes de todo el mundo, que se reunieron en el Banco Mundial, coincidieron en que la juventud debería tener una función en la búsqueda de soluciones para los problemas que los aquejan. (Foto: Nafise Motlaq/Banco Mundial).

Se prevé un aumento de los precios de productos básicos industriales, como la energía y los metales

John Baffes's picture
Esta página en: Français | 中文

También disponible en: English

En la edición de abril de su informe Commodity Markets Outlook (Perspectivas de los mercados de productos básicos), el Banco Mundial prevé que los precios de la mayoría de los productos básicos industriales, especialmente la energía y los metales, aumentarán en 2017 mientras que los precios agrícolas se mantendrán estables.

Se proyecta que los precios del petróleo crudo, que se observan con suma atención, subirán de USD 43 por barril en 2016 a un promedio de USD 55 por barril en 2017, llegando a USD 60 por barril en 2018. El pronóstico se mantiene desde octubre y refleja, por una parte, los efectos equilibradores de los recortes de producción acordados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores y, por otra, un repunte más rápido de lo esperado del sector del petróleo de esquisto de Estados Unidos. La demanda mundial de petróleo sigue aumentando con solidez, aunque a un menor ritmo que el alza abrupta de 2015 ocasionada por los precios más bajos del petróleo.

El agua y la guerra: la dinámica turbulenta entre el agua y la fragilidad, los conflictos y la violencia

Claudia W. Sadoff's picture
También disponible en: English
Vea la infografía completa aquí. (i)

En los últimos dos años ha llovido muy poco en Somalia. Las consecuencias son trágicas y bien conocidas: pozos secos; ganado muerto; malas cosechas; migración; gran cantidad de personas que necesitan con urgencia asistencia humanitaria. La situación se repite en Yemen, Sudán, Kenya, Etiopía y Nigeria. Sin embargo, la falta de lluvias no es el único problema hídrico que causa estragos. Las inundaciones, las enfermedades transmitidas por el agua y los conflictos transfronterizos por los recursos hídricos pueden causar gran sufrimiento humano y perturbaciones en los sistemas políticos, económicos y ambientales.

Al tiempo que movilizamos rápidamente recursos para enfrentar el hambre, también debemos preguntarnos por qué la crisis hídrica se sigue produciendo. El agua siempre ha sido una fuente de riesgos. Siempre se han producido sequías e inundaciones, y con el cambio climático podemos esperar que estas sean más frecuentes y más graves. Pero las crisis de la magnitud que vemos hoy en los países afectados por la sequía no surgen solo de estos acontecimientos naturales: son producto de nuestro fracaso en la gestión de estos riesgos de larga data. Cuando las instituciones no se preparan, no pronostican o no responden a los riesgos relacionados con el agua, un pozo seco, un brote de cólera o una inundación pueden tener consecuencias mucho mayores en términos humanos, políticos y económicos.

La falta de acceso a un retrete y artículos para el lavado de manos afecta más a las mujeres y las niñas, especialmente durante su periodo menstrual

Libbet Loughnan's picture
Esta página en: Français
Las mujeres y las niñas se ven particularmente afectadas por la falta de servicios de agua, saneamiento e higiene (WASH) seguros y accesibles. Ellas sufren debido a esa carencia durante la menstruación y el parto. Además, cuando pasan horas recolectando agua en lugares de difícil acceso dejan de ir a la escuela y corren el riesgo de ser víctimas de abusos y violaciones. Con el fin de abordar esta problemática, en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6 se hace especial hincapié en las mujeres y las niñas: “Para 2030, lograr el acceso equitativo a servicios de saneamiento e higiene adecuados para todos y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas y las personas en situaciones vulnerables”.

En la crisis, las alianzas mundiales resisten el paso del tiempo

Axel van Trotsenburg's picture
Esta página en: English | Français | العربية

© World Bank

Recientemente, Naciones Unidas declaró la hambruna en ciertas zonas de Sudán del Sur (la primera en el mundo desde 2011) y generó alarma mundial: al menos 100 000 personas están en riesgo inmediato de padecer inanición.

Como complemento de esta noticia inquietante, Naciones Unidas estima que unos 20 millones de personas se encuentran en un "punto crítico", dado que el hambre acecha no solo en Sudán del Sur sino también en Nigeria, Somalia y Yemen. Las crisis de este tipo, que afectan parte de la población más pobre y vulnerable del mundo, requieren la atención urgente de los organismos internacionales de desarrollo y de sus asociados con el fin de satisfacer las necesidades de desarrollo de corto y largo plazo.

Cinco estrategias para ayudar a los jóvenes a triunfar en la era digital

Estera Barbarasa's picture
Esta página en: Français
También disponible en: English
 
La rápida difusión de las tecnologías digitales está ampliando las oportunidades en muchos casos, pero los beneficios de los cambios tecnológicos se distribuyen de manera desigual entre los trabajadores de todo el mundo. (Foto: Masaru Goto/Banco Mundial).

Cuando las ciudades olvidan a los peatones, los macrodatos y la tecnología pueden servir como recordatorios amistosos

Bianca Bianchi Alves's picture
También disponible en: English

Cuando las ciudades olvidan a los peatones, los macrodatos y la tecnología pueden servir como recordatorios amistosos. El barrio de Paraisópolis en São Paulo (Brasil), famoso a nivel nacional, es una de esas comunidades bulliciosas donde todo puede suceder. A pesar de estar ubicado en el centro de la ciudad y, a diferencia de otros barrios marginales, no fue reubicado para dar paso a viviendas más caras o a infraestructura pública. La zona cuenta con una vibrante vida comunitaria, con más de 40 organizaciones no gubernamentales activas que se ocupan de temas que van desde la gestión de los residuos y la salud hasta el ballet y la cocina. Recientemente, el barrio también se benefició con varios programas de mejoramiento. Las inversiones en carreteras locales han facilitado el acceso de los camiones a la comunidad, atrayendo a pequeños y grandes comerciantes y generando una animada actividad económica junto con oportunidades de empleo para los residentes locales.

Pages