Syndicate content

Las estrellas del fútbol pueden ayudar en la lucha contra el ébola

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: العربية | Français
A health worker wearing personal protective equipment helps another health worker with his protective gear during a training session on Ebola in Sierra Leone. At least 100 health staff have died this year from Ebola in Sierra Leone alone. © John James/UNICEF

​​Antes de asumir como presidente del Banco Mundial, yo era un médico especialista en enfermedades infecciosas. Sé de primera mano que detener una epidemia requiere la coordinación de esfuerzos de muchas personas y organizaciones. El ébola no es diferente.

Viajaré hoy y mañana a Guinea, Liberia y Sierra Leona, los tres países más afectados con el brote de ébola. Me gustaría escuchar a los jefes de Estado en cada país y también a quienes están en la primera línea de la batalla. Se han logrado importantes avances en la lucha contra el ébola en las últimas semanas, pero nuestra meta es conseguir que se registren cero casos y para que ello sea posible vamos a necesitar nuevas estrategias y tácticas.

David Wilson del Banco Mundial responde preguntas con ocasión del Día Mundial del Sida

Julia Ross's picture
Esta página en: Français

También disponible en: English


Para conmemorar el Día Mundial del Sida el 1 de diciembre, le pedí a David Wilson, director del Programa Mundial de Lucha contra el VIH/Sida del Banco Mundial, que nos diera sus opiniones sobre el estado de la epidemia, las nuevas estrategias para llegar a las poblaciones en situación de riesgo de contraer el VIH y las enseñanzas extraídas de las medidas adoptadas contra el sida que podrían aplicarse a la actual epidemia del ébola en África occidental.

Si quiere ayudar a combatir la violencia contra las mujeres, póngase en el lugar de las víctimas

Caren Grown's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Su nombre es Sarah. Usted vive en Nueva York, o tal vez en Nairobi, donde divide su tiempo entre cuidar a su familia y crear una pequeña empresa. Su vida es más cómoda que la de su madre, y las perspectivas de sus hijos son más favorables de lo que podría haber esperado. Hasta que un día su marido enfurece de celos y la golpea gravemente.

Poco después él está controlando sus llamadas telefónicas y sus movimientos, denigrándola y lastimándola. A veces se disculpa, y usted espera que las cosas mejoren. Pero cuando se entera de que va a abrir una cuenta bancaria a su nombre, le incendia su tienda, destruyendo su único camino hacia la independencia. ¿A quién puede recurrir, si sus amigos y familiares le dicen que es afortunada de tener un marido que trabaja, y la policía, los clérigos y los servicios jurídicos no la apoyan ni la amparan? Sus opciones son pocas y peligrosas, tanto para usted como para sus hijos.

Por qué las redes de protección social son buenas inversiones

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: العربية
A child beneficiary of the Productive Safety Nets Program (PSNP) in Sire District, Arsi, Ethiopia. © Binyam Teshome / World Bank


​Uno de los desafíos del desarrollo más difíciles que enfrentamos es cómo romper el ciclo de la pobreza. En particular, ¿cómo pueden los niños de las familias más pobres crecer para llevar vidas mejores que las de sus padres? Es una pregunta que todos los países quisieran contestar. Una de las mejores soluciones que tenemos nació en un país en desarrollo y ha sido replicada en todo el mundo.

Estoy hablando del programa de la red de protección social Oportunidades, de México. Fundado en 2002, Oportunidades fue uno de los primeros programas del mundo que vinculó el apoyo a los ingresos de las familias pobres con la asistencia a la escuela, las revisiones médicas y la nutrición de los niños. Poco más de una década después, Oportunidades ha conseguido mejorar las vidas de millones de las personas más pobres de México.

Aprender de aquello que funciona: IFC y negocios inclusivos

Eriko Ishikawa's picture
Esta página en: English | Français | العربية
 © Bridge International
En una escuela de las Academias Internacionales Bridge de Kenya, los profesores usan tabletas durante las clases.

Unos 4500 millones de habitantes en los países en desarrollo son personas de ingreso bajo y viven con US$8 al día o menos (en términos de la paridad de poder adquisitivo de 2005). Ellos son la denominada base de la pirámide (BdP) y constituyen un mercado de consumidores de US$5 billones. Si bien abundan los estudios de casos en muchas de las empresas multinacionales de gran renombre que intentan llegar a este mercado, hasta ahora las empresas locales no han aprovechado las oportunidades de “negocio de la BdP”. ¿Por qué no estamos aprendiendo de las empresas que ya están teniendo resultados con la base de la pirámide?

¿Cómo enfrentaría la corrupción y promovería el buen gobierno?

Ravi Kumar's picture
Esta página en: Français | العربية

También disponible en: English

Fuente: futureatlas.com
Fuente: futureatlas.com

En un día caluroso y seco a principios de junio, una mujer que tiene algo más de 40 años se está preparando para viajar a un pueblo cercano. Está entusiasmada, aunque va a tener que caminar más de tres horas: se reunirá con un funcionario de préstamos gubernamental para intentar conseguir el dinero que le falta para comprar fertilizantes y otros suministros para su granja. Necesita crecer y vender bastantes cultivos para que su hijo pueda seguir yendo a la escuela el próximo año.

Saca un jarro de agua de una cubeta para apagar el fuego de leña que usa para cocinar las comidas de su familia. Después, toma sus pantuflas del techo de paja y sale de su choza.

Un gran paso de Estados Unidos y China en favor del planeta y de un nuevo crecimiento económico

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | 中文

El pronóstico para el cambio climático (i) ha cambiado sin lugar a dudas de la noche a la mañana, con ciertas noticias positivas para el planeta y para el crecimiento económico.

Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de China, Xi Jinping, demostraron que, en conjunto, están impulsando la lucha mundial contra el cambio climático. Sus países son las dos economías más grandes del mundo y las mayores emisoras de contaminantes atmosféricos.

Los compromisos de ellos son un primer paso absolutamente esencial para mantener el calentamiento del planeta por debajo de los 2 grados centígrados, y evitar las desastrosas consecuencias de un mundo aún más incierto. China se comprometió a no superar una cifra máxima de emisiones para 2030 y a que el 20 % de su energía provenga de fuentes renovables, y Estados Unidos estuvo de acuerdo en reducir sus emisiones un 26 % a un 28 % por debajo de los niveles de 2005 antes de fines de 2025. Lo que es más importante, ambos acordaron aumentar su colaboración conjunta en programas de  investigación y desarrollo relativos a la energía limpia.

Derribando barreras para que las empresas accedan a financiamiento

Irene Arias's picture
Esta página en: English
Las pequeñas y medianas empresas son la base de la economía de América Latina. Representan más del 90 por ciento de las empresas de la región y generan más de la mitad de los empleos. Sin embargo, a menudo se enfrentan con un obstáculo que les impide crecer: la falta de crédito. Casi la tercera parte de las empresas de la región consideraba la falta de acceso al crédito como una de sus principales limitaciones, según encuestas recientes.

Empoderar a las nuevas generaciones para que actúen

Paula Caballero's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文
Photo by CIAT via CIFOR FlickrCuando observo la tasa de agotamiento de los recursos, la erosión del suelo y la disminución de las poblaciones de peces —los impactos del cambio climático en casi todos los ecosistemas—, veo un mundo físico que se degrada lentamente pero de manera inexorable. Lo denomino la “realidad que se esfuma” –la nueva normalidad–, es decir fenómenos de aparición lenta que nos van llevando a la pasividad y la aceptación de un mundo menos rico y diverso.

Durante mi vida, he visto aguas que estaban repletas de peces multicolores convertirse en aguas muertas como un acuario vacío. He visto en las calles de Bogotá, mi ciudad natal, la pérdida de miles de árboles en cuestión de años.


 

Nosotros, los niños, también podemos ayudar a otros niños

Mateo Fernandez's picture
También diponible en: English

Hola, mi nombre es Mateo. Tengo 9 años. Cada noche mi mamá me lee un cuento. Muchas veces me relata una historia sobre algunos niños que tienen suerte y que nacieron ricos, y otros no. Ella siempre me recuerda que yo estoy entre los afortunados. Mi mamá colabora con un programa llamado Keluarga Harapan, que les enseña a las madres menos favorecidas a educar a sus niños. Estas trabajan muy duro, porque quieren que sus hijos tengan un futuro mejor que ellas.

Pages