Syndicate content

Perspectivas económicas mundiales: escasez de inversión en tiempos de incertidumbre

Global Macroeconomics Team's picture

En el informe Perspectivas económicas mundiales de enero de 2017, se prevé una recuperación moderada en 2017 después del año de menor crecimiento desde la crisis financiera.

Se espera que el repunte del crecimiento provenga de la disminución de los obstáculos que últimamente han refrenado el crecimiento de los exportadores de productos básicos, así como de la fuerte demanda interna en los países importadores de esos productos. También se proyecta que las economías emergentes más importantes, entre ellas Rusia y Brasil, se recuperen de la recesión al llegar los precios de los productos básicos a su punto más bajo.

Una gran preocupación que ensombrece las perspectivas es que la escasez de inversión —ya sea para ampliar la infraestructura de transporte, mejorar los sistemas educativos o fortalecer los centros de salud— afectará las previsiones de crecimiento a mediano plazo en muchos mercados emergentes y economías en desarrollo.

La balanza de riesgos se inclina hacia posibilidades que podrían dar como resultado un crecimiento más lento que el esperado, sobre todo debido a la gran incertidumbre acerca de la orientación de las políticas económicas en las principales economías. Sin embargo, también es posible que el crecimiento supere las expectativas si en estas economías se pone en marcha un estímulo fiscal.

Se prevé que el crecimiento económico mundial se recupere hasta un 2,7 % en 2017 después de registrar una lenta tasa del 2,3 % en el año que acaba de finalizar. Se espera que Asia oriental y el Pacífico y Asia meridional —dos regiones con economías emergentes y en desarrollo donde existen muchas economías importadoras de productos básicos— registren un sólido crecimiento. Según las previsiones, India mantendría una tasa de crecimiento superior al 7 %, mientras que China crecería un 6,5 %.

El panorama para las regiones que incluyen economías exportadoras de productos básicos es mixto. Se espera que tanto América Latina y el Caribe como Europa y Asia central cobren ímpetu en 2017, pero esto se debe principalmente a las mejoras en Brasil y Rusia, países asolados por la recesión. En Oriente Medio y Norte de África, el alza de los precios del petróleo estimulará una productividad más acelerada.

El crecimiento repuntaría también en África al sur del Sahara. No obstante, algunos países exportadores de productos básicos de la región siguen sufriendo los efectos de la disminución de los precios desde 2011, y la mejora en ese aspecto es notablemente más débil que lo esperado.

En la edición de enero del informe, se analizan en profundidad los efectos que puede tener la evolución de la economía estadounidense, la más grande del mundo, mucho más allá de sus límites geográficos. Un aumento repentino del crecimiento de este país, por la aplicación de políticas fiscales expansivas o por otros motivos, podría dar un importante impulso a la economía mundial.

Al mismo tiempo, condiciones financieras más restrictivas en Estados Unidos—ya sea por un endurecimiento más rápido de lo previsto de la política de la Reserva Federal o por otras razones—, afectarían los mercados financieros internacionales y podrían tener efectos adversos en las economías emergentes y en desarrollo que dependen en gran medida del financiamiento externo.
Asimismo, si se prolonga la incertidumbre acerca del rumbo de la política económica estadounidense, las perspectivas de crecimiento mundial podrían atenuarse. Al mismo tiempo, lo que sucede en el resto del mundo tiene consecuencias para Estados Unidos, que está firmemente integrado con distintos socios comerciales y financieros de todo el mundo.

En el informe también se analiza la desaceleración del crecimiento de la inversión que se viene registrando en los mercados emergentes y las economías en desarrollo desde 2010. Este fenómeno ha sido más pronunciado en los exportadores de productos básicos y los mercados emergentes más grandes. Actualmente el crecimiento de la inversión se encuentra por debajo del promedio a largo plazo en la mayor cantidad de economías emergentes y en desarrollo en los últimos 25 años, sin tener en cuenta las graves recesiones mundiales.

Tales economías representan más de un tercio del producto interno bruto (PIB) mundial y aproximadamente tres cuartos de los pobres del mundo. La escasez de inversión constituye un desafío considerable para estos países en vista de las importantes necesidades que surgen a medida que buscan expandir la actividad económica, adaptarse a la rápida urbanización y alcanzar muchos otros objetivos de desarrollo. Asimismo, la lenta inversión mina las perspectivas de crecimiento futuro al retrasar la acumulación de riqueza y el aumento de la productividad.

Las prioridades en materia normativa dependen de las circunstancias individuales de cada economía y de la capacidad de disminuir las tasas de interés o de ofrecer estímulos mediante políticas tributarias o de gasto. No obstante, los encargados de formular políticas deberían estar listos para implementar todo el abanico normativo que tienen a su disposición para acelerar el crecimiento de la inversión.

En las economías emergentes y en desarrollo, la inversión en capital humano y físico ayudaría a reducir las necesidades insatisfechas en términos de habilidades e infraestructura, y a respaldar el crecimiento de largo plazo. Otras maneras de incrementar la resiliencia y mejorar las perspectivas de crecimiento serían reconstruir el espacio para la aplicación de políticas, abordar las vulnerabilidades y mejorar la integración internacional mediante la promoción del comercio y la inversión extranjera directa.

Comments

ENVIADO POR Jorge Ricardo Jijon Elizalde el

Para reducir las necesidades actuales, la infraestructura a construir debe de ser a largo plazo, considerando los fenómenos naturales del Niño y de la Niña para volverla sostenible y sustentable. La aplicación de programas pilotos con efecto DOMINO serian interesantes, en especial los programas de dotación de agua para consumo humano y tecnología agrícola para asegurar la soberania alimentaria.

Sdos Cordiales

ENVIADO POR Mario Marroquín Méndez-Economista- el

Gracias por su exelente trabajo. Cuanto me gustaría que Los inversionistas de Guatemala consideren estos análisis para construir fortunas más dignas de un pueblo que quiere un desarrollo con equidad y paz social...

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación