Syndicate content

Visita de Michelle Obama: Grupo Banco Mundial se compromete a invertir USD 2500 millones en proyectos de educación que beneficien a las niñas

Donna Barne's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Evento con Michelle Obama: Dejemos que las niñas aprendan


La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, trajo su entusiasmo por el tema de la educación de las niñas y entregó un poderoso mensaje al público que repletó el atrio de la sede central del Banco Mundial poco antes del inicio de las Reuniones de Primavera, señalando que el apoyo a la educación de las adolescentes es fundamental porque es una de las inversiones más inteligentes que un país puede realizar.

Ella se dirigió a la audiencia apropiada, conformada por ministros de Finanzas y Desarrollo que se encargan de tomar decisiones cruciales relativas al gasto público, expertos en el campo del desarrollo, líderes de la sociedad civil y del sector privado, y representantes de los medios de comunicación.

El presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, calificó a Michelle Obama como una “magnífica defensora de los derechos de las niñas y las mujeres”. Él anunció que el Grupo Banco Mundial invertiría USD 2500 millones en el curso de cinco años en proyectos de educación que beneficiarán de manera directa a las adolescentes.

Michelle Obama calificó la noticia como algo “realmente impresionante. Esta no es solo una inversión grandiosa de recursos, también es una enfática declaración de misión”.

“Es una manifestación de nuestra creencia en el poder de la educación para transformar las vidas y las perspectivas de millones de niñas en todo el mundo, así como las perspectivas de sus familias, sus comunidades y, por supuesto, sus países”, afirmó.

El evento se realizó a dos años del secuestro de 200 estudiantes nigerianas por el grupo terrorista Boko Haram.

Ministros de Finanzas y diplomáticos de Ghana, India y Rwanda dieron a conocer los esfuerzos realizados por sus países para aumentar la cantidad de niñas que se gradúan de la escuela secundaria. Luego el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, señaló que la igualdad de oportunidades para las niñas y las mujeres es un aspecto clave del crecimiento inclusivo. El evento fue moderado por la corresponsal de BBC, Katherine “Katty” Kay, y trasmitido en árabe, español, francés e inglés.

En un sentido discurso, que fue aplaudido en diversas ocasiones, Michelle Obama instó a los encargados de formular políticas y a las personas de influencia de todo el mundo a “poner la educación de las niñas en el centro de la agenda, en un lugar de máxima prioridad”.

“Las pruebas que arroja la investigación sobre el valor de la educación de las niñas son claras e innegables… Cuando invertimos en la educación de las niñas, y cuando apoyamos la integración de la mujer en la fuerza laboral, no solo se benefician ellas, también nos beneficiamos todos”, dijo.

En la actualidad, 62 millones de niñas de todo el mundo no están escolarizadas, y la mitad de ellas son adolescentes. Se estima que 78 niñas por cada 100 niños terminan la escuela secundaria básica en un país promedio de ingreso bajo en África al sur del Sahara.

Mantener a las niñas en la escuela se asocia con el matrimonio y la maternidad a una edad más avanzada, menores tasas de mortalidad materna e infantil, menores tasas de natalidad y menores tasas de VIH/sida. En un estudio del Banco Mundial se llegó a la conclusión de que cada año de instrucción secundaria se correlaciona con un aumento del 18 % de la capacidad de obtención de ingresos de las niñas en el futuro.

“No se necesita ser un economista aquí en el Banco Mundial para saber que liberar todo el potencial económico de la mitad de la población puede impulsar el crecimiento y la prosperidad de las naciones”, dijo Kim. (i)

Se ha demostrado que el aumento de la cantidad de niñas que terminan la escuela secundaria tiene un impacto muy grande en el crecimiento económico, señaló Kim. “Imaginemos el posible crecimiento que los países pueden liberar si creamos condiciones más equitativas, y si cada adolescente puede completar 12 años de educación”.

“Apoyo lo que plantea la ganadora del premio nobel Malala Yousafzai, que 12 años de educación de calidad debería ser la norma a la que aspiremos para todos los niños en todos los países”.

La asistencia del Grupo Banco Mundial de USD 2500 millones para la educación de las niñas provendrá, mayoritariamente, de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), su fondo para los países más pobres, y será invertida en proyectos de educación destinados a las adolescentes de entre 12 y 17 años de edad, y que se realicen en gran parte en África al sur del Sahara y Asia meridional. En estas regiones, se registra el mayor número de niñas que no asisten a la escuela. Michelle Obama dijo que el afán por educar a todas las niñas no es solo acerca de los recursos, sino también si “realmente creemos que vale la pena que las niñas se eduquen. Y en este punto es cuando el tema se transforma en algo personal para mí. … Cuando viajo por el mundo y conozco a niñas, que son brillantes y tienen ansias de ir a la escuela, me veo a mí misma en estas niñas. Veo a mis hijas en estas niñas”.

“No nos equivoquemos. Estas niñas son nuestras niñas. Cada una de ellas. Estas niñas son nuestra responsabilidad”.

“Si la mitad de la población no sabe leer, escribir o contar; si la mitad de la población no puede salir de la pobreza o no puede sacar a su familia de la pobreza; si la mitad de la población es menospreciada, abusada y oprimida, no importará la cantidad de sistemas de agua que construyamos o la cantidad de programas agrícolas y de emprendimientos que iniciemos. Si la mitad de la población no puede contribuir plenamente a su sociedad, entonces el desarrollo sostenible y significativo simplemente no será posible”.


Enlaces relacionados:
Repetición del webcast
Fotos
Comunicado
Discurso

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.