Syndicate content

Un llamado a Turquía a cerrar la brecha financiera por razón de género

Asli Demirgüç-Kunt's picture
También disponible en: English | Français 
La inclusión financiera está aumentando en el mundo. La tercera edición de la base de datos Global Findex (i) dada a conocer la semana pasada indica que 1200 millones de adultos han abierto una cuenta financiera desde 2011, y 515 millones han hecho lo propio desde 2014. A nivel mundial, la proporción de adultos que tienen una cuenta con una institución financiera o a través de un servicio de dinero móvil aumentó de 62 % a 69 %.

¿Por qué esto nos importa? Porque tener una cuenta financiera es un paso crucial para escapar de la pobreza. Esto facilita la manera en que se destinan los recursos a salud y educación, o se inicia o desarrolla un negocio. Esto puede ayudar a una familia a sobrellevar un problema financiero. Y la investigación señala que ser titular de una cuenta puede contribuir a la reducción de la pobreza y al empoderamiento económico de las mujeres en el hogar.

Sin embargo, las mujeres tienen menos probabilidades que los hombres de ser titulares de una cuenta financiera. La brecha de género en las economías en desarrollo se ha mantenido inalterable en 9 puntos porcentuales desde que empezamos, por primera vez, a recopilar estos datos en 2011.

En Turquía, la inclusión financiera ha mejorado: el 69 % de los adultos tiene una cuenta en comparación con el 57 % registrado en 2014. Además, la mayoría de las personas usan activamente sus cuentas. Pero solo el 54 % de las mujeres es titular de una cuenta, en tanto que este porcentaje llega al 83 % en el caso de los hombres. Esta brecha entre los géneros de 29 puntos porcentuales es aproximadamente tres veces mayor que la brecha de género promedio en las economías emergentes.

Aunque en muchas de las grandes economías emergentes se observa una brecha de género, esto no sucede en la Federación de Rusia o en Sudáfrica. En Indonesia, sorprendentemente las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de ser titulares de una cuenta.

Por el contrario, Turquía registra una de las mayores brechas de género en materia de inclusión financiera en el mundo. Si bien reconocemos que se han producido avances —la disparidad llegaba a cerca de 50 puntos porcentuales en 2011—, nos sorprendió la situación atípica del país en este ámbito. Por ello investigamos más a fondo para entender las razones.



Existen barreras para la inclusión financiera…
  • En Turquía, el 72 % de las mujeres no bancarizadas señala que entre las razones por las cuales no tiene una cuenta está el hecho de que uno de los miembros de la familia ya posee una. Sin embargo, la investigación indica que tener una cuenta, ya sea de manera individual o en conjunto con alguien más, es una vía importante para el empoderamiento. La alfabetización financiera y las campañas de sensibilización pueden resultar útiles. En el mundo en desarrollo en general, un cuarto de las personas no bancarizadas atribuye a la razón mencionada el hecho de no tener una cuenta, y esta proporción es similar entre hombres y mujeres.
     
  • ¿Las personas eligen seguir no bancarizadas debido a cuestiones religiosas? No, realmente. En Turquía, el 19 % de los adultos que no tienen una cuenta en una institución financiera mencionó motivos religiosos. Si bien es cierto los costos altos son igual de importantes que las preocupaciones religiosas, la proporción de quienes informaron estas últimas como la única razón para no tener una cuenta es mínima: solo 1 %.
     
  • Un desafío para cerrar la brecha de género es que el 89 % de las mujeres no bancarizadas no participan en la fuerza de trabajo. En el caso de los hombres no bancarizados, este porcentaje alcanza al 65 %.
     
  • ... pero cualesquiera que sean las barreras, los avances en la tecnología digital ofrecen oportunidades para aumentar la inclusión financiera y cerrar la brecha de género
     
  • En Turquía, el 88 % de las mujeres no bancarizadas tiene un teléfono móvil, lo cual potencialmente representa un acceso conveniente a los servicios financieros digitales. En otros países, observamos que la tecnología ayuda a reducir las desigualdades. En Côte d’Ivoire, los hombres tienen el doble de probabilidades que las mujeres de tener una cuenta bancaria, y las mujeres tienen las mismas probabilidades que los hombres de tener solo una cuenta de dinero móvil. En Kenya, los hombres tienen 19 puntos porcentuales más de probabilidades que las mujeres de ser titulares de una cuenta bancaria, pero las mujeres tienen 10 puntos porcentuales más de probabilidades que los hombres de tener solo una cuenta de dinero móvil.
     
  • Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres no bancarizadas —alrededor de 1 millón de mujeres— envía o recibe remesas nacionales en dinero en efectivo o a través de servicios en ventanilla. Ampliar el alcance de los servicios de remesas mediante teléfonos móviles podría tener beneficios no solo en términos de conveniencia. La investigación indica que las transferencias móviles ayudan a las personas a sobrellevar crisis financieras al facilitarles la manera de obtener dinero enviado por familiares que se encuentran lejos cuando atraviesan periodos difíciles.
     
  • Alrededor de 1 de cada 6 mujeres no bancarizadas ahorra usando métodos semiformales. Si esos ahorros fueran puestos en una cuenta, hasta 2 millones de mujeres no bancarizadas podrían ingresar al sistema financiero formal. A estos ahorros se les podría dar un mejor uso y, por consiguiente, obtener mayores rendimientos.
     
  • Existen oportunidades también para ayudar financieramente a los adultos, incluidos aquellos que usan sus cuentas con más frecuencia. En Turquía, el 30 % de las mujeres que tienen una cuenta aún pagan sus facturas de servicios con dinero en efectivo, incluidas 4 millones de mujeres que poseen un teléfono móvil.

Quizás este artículo puede servir como un llamado a la sociedad turca a ponerse al día y cerrar esta brecha de género.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.