Uso de programas de remediación asistidos por computador para prevenir la deserción estudiantil en el contexto del COVID-19

|

Disponible en:

Joaquin Ponce tiene 20 años y es originario de Guayaquil, Ecuador. En octubre de 2019, Joaquin se convirtió en el primer miembro de su familia que logró matricularse en una institución de educación superior, luego de haber sido admitido al programa de desarrollo de software en el Instituto Superior Técnico de Guayaquil. Desde pequeño, Joaquin ha mostrado pasión por los computadores. Con ayuda de sus padres y de un trabajo de medio tiempo en el sector de la construcción, Joaquin pudo comprar una computadora personal a la edad de 17 años. Desde entonces su sueño es convertirse en programador.  

Sin embargo, la experiencia de Joaquin luego de su ingreso a la educación superior no ha sido fácil. Una vez comenzadas sus clases, Joaquin se dio cuenta que tenía importantes rezagos cognitivos, sobre todo en matemáticas. Luego de su primer mes de clases, Joaquin comenzó a desmotivarse porque no podría seguir adecuadamente los contenidos de las clases. Joaquin no podría hacer los proyectos demandados por sus maestros y simplemente no estaba entiendo o aprendiendo los contenidos impartidos en las aulas de clase. Luego de 5 semanas de clase, Joaquin estaba considerando seriamente retirarse de la universidad o cambiar de carrera. 

Muchos estudiantes entran a la universidad con rezagos cognitivos importantes

El problema de fondo es que la educación media recibida por Joaquin no fue lo suficiente buena como para asegurar que tuviera las competencias cognitivas adecuadas para asimilar adecuadamente los contenidos académicos universitarios. El caso de Joaquin no es un caso atípico en América Latina. Los resultados regionales indican que la mitad de los estudiantes que ingresan a la universidad no continúan sus estudios luego de terminar su primer año de estudios. 

Las altas tasas de deserción en América Latina se explican en gran parte por que muchos estudiantes, en especial aquellos provenientes de hogares de ingreso bajo y medio, no desarrollan adecuadamente sus competencias cognitivas y, por ende, no están listos para asimilar los contenidos curriculares impartidos en la universidad. Además, los cursos de nivelación y remediación ofrecidos por las universidades en la región son escasos, costosos, y de limitado alcance. 

Los programas remediales asistidos por computadora: una potencial solución. 

Una alternativa para nivelar las competencias cognitivas es utilizar las tecnologías de la información para personalizar el proceso de desarrollo de competencias de cada estudiante. Los programas de remediación asistidos por computadora (PRAC) tienen el potencial de mejorar la preparación académica de los estudiantes de educación superior a escala y de manera costo efectiva, al proporcionar instrucción de nivelación personalizada y usando tecnologías de fácil acceso. Los PRAC son esencialmente software especializados para el desarrollo de habilidades cognitivas, como computación matemática o comprensión de lectura. Los PRAC pueden mejorar los resultados del aprendizaje debido a su potencial para "personalizar" la educación al proporcionar contenidos que se adaptan a las necesidades de aprendizaje de los estudiantes, lo que es conocido como "enseñanza en el nivel adecuado". De hecho, una de las principales promesas de los PRAC es su adaptabilidad ya que los maestros y los estudiantes pueden escoger el menú de competencias curriculares a desarrollar. Los programas de PRAC aprovechan las técnicas emergentes de inteligencia artificial y aprendizaje automático para modelar los procesos cognitivos de los estudiantes, ofrecer contenido acordemente, y asegurarse por medio de evaluaciones periódicas, que los estudiantes dominan los contenidos curriculares de menara adecuada.

Los PRAC también pueden proporcionar a los estudiantes diferentes estrategias pedagógicas para aprender y, a si vez, dar retroalimentación inmediata a estudiantes y maestros con datos rápidos y regulares que pueden usarse para monitorear el progreso del aprendizaje de los estudiantes. Los PRAC también ofrecen la oportunidad de monitorear con precisión el tiempo real que los estudiantes están expuestos a la intervención. Se puede acceder a muchos programas de este tipo a través de PC, tabletas y teléfonos que tienen acceso a Internet, lo cual los hace aún más pertinentes en situaciones de restringido acceso a clases normales, como es el caso de la emergencia sanitaria actual (COVID-19).

La investigación disponible a nivel internacional indica que los PRAC son un enfoque prometedor para mejorar los resultados del aprendizaje de las matemáticas y para disminuir la deserción estudiantil, especialmente entre los estudiantes con rezagos en su dominio curricular. Los resultados disponibles que usan PRAC para la remediación en matemáticas muestran que los estudiantes universitarios expuestos a ellos muestran tasas de deserción, reprobación y retiro de clases hasta un 20% más bajas en cursos y carreras que requieren un dominio curricular de matemáticas. Los resultados disponibles también indican que estas intervenciones se comparan favorablemente (en términos de impacto y rentabilidad) con intervenciones como clases reducidas, grupos de estudio, y tutoría intensiva en persona. El costo por estudiante para acceder a los PRAC puede oscilar entre 10 y 20 dólares por estudiante por año, mientras que el costo de tutorías y clases remediales pueden oscilar entre 200 y 500 dólares por estudiante por año.

Resultados prometedores del uso de PRAC en Ecuador

En el marco de la implementación del “Proyecto de Reconversión de Institutos Técnicos y Tecnológicos” en el Ecuador (PRETT), la Secretaria de Educación Superior, Ciencia, y Tecnología (SENESCYT), implementó un piloto de PRAC en 5 institutos técnicos y tecnológicos en todo el país, beneficiando a más de 800 estudiantes de primer año matriculados en carreras técnicas. El piloto se realizó entre los meses de enero y mayo de 2020, al darle a los 800 estudiantes licencias de acceso al PRAC. El primer paso en la implementación del piloto se hizo en coordinación cercana con los maestros y directores de carrera para identificar las áreas curriculares de matemáticas que los estudiantes deberían dominar para poder ser exitosos en sus cursos de primer año. Cada estudiante fue evaluado por la plataforma en el dominio de dichos contenidos curriculares. Basado en ese diagnóstico, la plataforma genera un plan personalizado de nivelación y aprendizaje. Los estudiantes pueden acceder a la plataforma desde los laboratorios de los institutos, desde sus casas, usando tabletas o teléfonos inteligentes, o desde cualquier otro lugar con acceso a internet. Una de las ventajas de PRAC es que su impartición no necesita presencialidad en el aula, por lo cual este piloto mostro éxito pese a que los institutos técnicos mantienen cerrados desde mediados de marzo debido a la emergencia sanitaria que surgió en el Ecuador a partir del COVID-19. 

Los resultados de la gráfica anexa muestran los principales resultados del piloto. La barra azul muestra el % de los contenidos curriculares dominados por los estudiantes en cada instituto cuando hicieron evaluación inicial, que oscila en 20%. Luego de utilizar la plataforma por 3 meses (por 90 minutos a la semana en promedio) el dominio de las competencias curriculares matemáticas llegó a 61.2% (barra naranja), lo cual represente un incremento en el dominio de competencias curriculares de entre 8 y 10% mensual. Este es un gran avance y representa aproximadamente lo equivalente a las competencias que se adquieren en un año completo de escolaridad. 

Figure

Joaquin fue uno de los estudiantes que se benefició de este programa piloto. Según los resultados de la evaluación inicial, Joaquin solo dominada el 10% de los contenidos curriculares en matemáticas requeridos para su carrera. Luego de usar la plataforma por casi 20 minutos al día durante de 3 meses, Joaquin pudo dominar casi la mitad de dichos contenidos, lo cual le permitió comenzar a participar más activamente en el resto de sus clases. 

Los resultados de este piloto nos muestran que, para estudiantes como Joaquin, los programas de remediación asistidos por computadora (PRAC) tienen el potencial de mejorar la preparación académica de los estudiantes de educación superior a escala y de manera costo efectiva. Luego de este piloto, la SENESCYT, usando financiamiento del PRETT, está pensando escalar la intervención para proporcionar acceso a PRAC a aproximadamente 16,000 estudiantes de primer año en 90 institutos técnicos a nivel nacional. Esta intervención, que tendrá un costo aproximado de US$250,000, será financiada por el PRETT, y será también evaluada cuidadosamente con apoyo técnico del Banco Mundial. Los resultados de este piloto buscan informar la política pública nacional y regional, con fines de encontrar opciones de política costo-efectivos que apoyen a los estudiantes latinoamericanos a ser exitoso en su paso por la universidad.
 

Únase a la conversación