¿Cómo la construcción de un metro subterráneo en Quito impulsa la seguridad vial?

|

Disponible en:

¿Sabías que los sistemas de metro son uno de los modos de transporte más seguros? En Estados Unidos es 30 veces más peligroso viajar en automóvil que en un tren urbano (PDF, en inglés). ¿Y sabía que los metros pueden contribuir a la seguridad vial en las ciudades?  Ya sea que lo sabías o no, los siguientes datos te interesarán, especialmente si vives en Quito, la capital de Ecuador.

En los últimos años, las lesiones causadas por siniestros de tránsito se han convertido en la tercera causa de muerte en esta ciudad, según el Anuario de Siniestralidad Vial de Quito 2020 (PDF), superando otras causas, incluido el cáncer.Unas 200 personas mueren cada año en la capital de Ecuador por siniestros de tránsito , y los peatones son el mayor grupo de víctimas, muchas de las cuales acceden al metro a pie.

El proyecto del Metro de Quito, financiado de manera conjunta por el Banco Mundial, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), comenzará a funcionar en los próximos meses, y atenderá una demanda estimada de más de 200 000 pasajeros diarios. El proyecto ayudará a los usuarios a ahorrar tiempo, mejorará la calidad del aire en la ciudad y reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero.

Con el apoyo del Fondo de Asociación entre Corea y el Banco Mundial (KWPF, por sus siglas en inglés) y Bloomberg Philanthropies a través del Servicio Mundial para la Seguridad Vial (i) del Banco Mundial, se llevaron a cabo varios análisis siguiendo las mejores prácticas, incluido el conjunto de herramientas sobre seguridad vial para el desarrollo orientado al tránsito (TOD) (PDF, en inglés), con el fin de realizar diagnósticos y proponer soluciones para la seguridad vial en Quito.

Las cinco lecciones principales que se derivan de estos análisis son:

  1. Mejorar el diseño de las calles para garantizar la seguridad de los usuarios viales vulnerables. Una inspección de seguridad de las principales rutas de acceso peatonal a 15 estaciones de metro mostró que intervenciones simples y de bajo costo para mejorar la seguridad de los cruces peatonales, aumentar la calidad de las aceras y reducir la velocidad de los vehículos a través del diseño vial mejorarían en gran medida la seguridad de los transeúntes, no solo la de los que acceden a las estaciones de metro sino también la de todas las personas y otros usuarios viales vulnerables de la ciudad.

  2. Proteger a los niños mediante zonas escolares seguras es fundamental. El 6% de las víctimas de siniestros de tráfico son menores de 18 años.  Un análisis de zonas escolares ubicadas en los alrededores del metro de Quito, realizado para brindar un acceso seguro a través del transporte público, determinó que las altas velocidades eran el principal riesgo para los peatones, especialmente los niños. La implementación de una estrategia de mejoramiento de las zonas escolares, que incluya un mejor diseño de las calles y garantice el control de la velocidad de los vehículos, daría lugar a entornos escolares más seguros. Algunas intervenciones de bajo costo permitirían:

    • Minimizar la exposición de los escolares al tránsito vehicular.
    • Reducir la velocidad de los vehículos al establecer límites de velocidad más seguros e implementar medidas de reducción del tráfico.
    • Mejorar las aceras, crear cruces peatonales más seguros y eliminar cualquier obstáculo (incluidos vehículos estacionados) con el fin de aumentar la visibilidad de los conductores y los estudiantes.
  3. Dar prioridad a la gestión de la velocidad. La velocidad es la causa principal de siniestros viales, y en al menos el 30 % de las colisiones en zonas urbanas y a nivel regional en Ecuador. Formular una estrategia de fijación de límites de velocidad seguros en todas las carreteras de Quito es un punto de partida esencial para lograr una reducción significativa de los traumatismos causados por siniestros viales. Una prueba piloto sobre el control de la velocidad realizada en dos puntos conflictivos de Quito, con problemas recurrentes de exceso de velocidad (Mariscal Sucre y Simón Bolívar), mostró límites de velocidad inconsistentes dentro de un mismo tramo vial, especialmente en los de alto volumen como los dos mencionados, y una falta de señalización. Esto significa que los usuarios no saben exactamente a qué velocidad pueden circular en algunas de las calles de la ciudad, lo que incentiva a sobrepasar los límites en las rutas diseñadas para altas velocidades.

  4. Automatizar el control de velocidad puede generar beneficios importantes  en poco tiempo. El proyecto piloto de control de la velocidad demostró además que es posible respetar los límites de velocidad. La experiencia internacional indica que el control automático de velocidad puede reducir las muertes y lesiones graves entre un 11 % y un 44 %, especialmente si esta medida se combina con una mejor señalización vial y con campañas de comunicación y concientización.

  5. La coordinación institucional con el fin de trabajar juntos para lograr los objetivos de seguridad vial es un requisito para todas las agencias encargadas de la planificación, el diseño, la construcción y el funcionamiento de la infraestructura de transporte. La mejora de las medidas de seguridad vial requiere, en definitiva, una mayor voluntad política y compromiso en los niveles más altos del Gobierno. También es esencial contar con datos de buena calidad para ajustar las políticas de seguridad vial, orientar las medidas de gestión de la velocidad y evaluar el éxito del proyecto.

Los proyectos de metro representan una oportunidad para mejorar la seguridad vial e introducir nuevas medidas, como la modernización de la infraestructura o incluso acciones de política. El Metro de Quito no solo contará con tecnología de punta en sus túneles y material rodante, sino también brindará vías de acceso seguras para los peatones y otros usuarios viales vulnerables, generando beneficios económicos y prosperidad compartida para los habitantes de Quito.

 

Autores

Juan Miguel Velásquez

Especialista en Transporte

Claudia Lopez Rodriguez

Consultora en temas de transporte del Banco Mundial

Únase a la conversación