El sector privado puede ser un asociado poderoso en África occidental y el Sahel

|

Disponible en:

El crecimiento económico tiene el poder de transformar las sociedades, aumentar la prosperidad y permitir a los ciudadanos prosperar. Sin embargo, para que el crecimiento económico beneficie a los miembros más pobres de la sociedad, debe estar acompañado de más y mejores empleos, una de las vías principales para salir de la pobreza.  Por eso, la creación de empleo continúa siendo una máxima prioridad en materia de desarrollo, y además un desafío crucial.

Mientras me preparo para viajar a Abiyán, Côte d’Ivoire, para participar en el Foro de Financiamiento para el Desarrollo de 2019, es útil recordar que el sector privado es un actor principal en el ámbito del desarrollo. Un sector privado vibrante es un poderoso motor de la creación de empleo y puede apuntalar el crecimiento económico sostenible, impulsando la innovación y la reducción de la pobreza. 

La Asociación Internacional de Fomento (AIF), la entidad del Banco Mundial que proporciona financiamiento para el desarrollo a los países más pobres del mundo, ha estado a la vanguardia para ayudar a los países a transformar sus economías y generar empleos productivos, respaldando inversiones para construir infraestructura esencial, dando acceso a préstamos y créditos, ayudando a los trabajadores a desarrollar habilidades y facilitando un mayor acceso a los mercados para los ciudadanos y las empresas.

La AIF está entregando apoyo histórico a África. En los últimos dos ejercicios, la AIF ha comprometido más de USD 45 000 millones en financiamiento para el desarrollo en todo el mundo, de los cuales casi USD 30 000 millones se destinaron a África.  Y la AIF está en camino de entregar USD 45 000 millones para África a fines del ciclo de tres años de la decimoctava reposición de recursos (AIF-18), que concluye en junio de 2020. Los compromisos de la AIF para los países ubicados en el Sahel alcanzaron a USD 3700 millones en los primeros dos años de la AIF-18, más del doble en comparación con el mismo periodo de la AIF-17 (USD 1800 millones).

Este año se realiza el quinto Foro de Financiamiento para el Desarrollo, un evento anual que convoca el Grupo Banco Mundial para reunir a los sectores público y privado, instituciones multilaterales y otras partes interesadas regionales con el fin de identificar oportunidades y abordar las limitaciones para cambiar el panorama de inversiones en los países menos adelantados. A través de debates interactivos, los participantes obtendrán una comprensión más clara de los roles de los demás, y explorarán ideas, iniciativas y alianzas prometedoras.

El Foro de 2019 coincide con la Iniciativa Pacto con África, (i) y se centrará en los países de África occidental y el Sahel, poniendo especial énfasis en tres sectores con un marcado crecimiento y potencial de creación de empleo: la agroindustria, el transporte y la logística, y la infraestructura digital.

2019 Development Finance Forum

En África occidental, la agricultura es un sector fundamental, que representa el 35 % del PIB y el 60 % de la fuerza laboral activa de la región.  Sin embargo, las cadenas de valor regionales están considerablemente retrasadas en comparación con las de otras zonas de África. Los Gobiernos y el sector privado deben colaborar para conectar a los agricultores y los productores de alimentos con mejores oportunidades de mercado, creando cadenas de valor agrícolas competitivas  y vibrantes —incluidas la producción, la elaboración y la distribución— que son vías clave para crear empleo y aumentar los ingresos.

El acceso al transporte es crucial para la transformación económica y social de África. Alrededor de 450 millones de africanos —más del 70 % de toda la población rural— están desconectados debido a la falta de sistemas e infraestructura de transporte.  Entre el 24 % y el 58 % de las empresas en las principales ciudades de África occidental y el Sahel señala que el transporte es un serio obstáculo para sus actividades comerciales. Una mejor conectividad urbana y regional y un mayor acceso a servicios de transporte seguros, eficientes y que respeten el medio ambiente podrían crear oportunidades para que las personas accedan a educación, empleos y servicios, y para que las empresas tengan acceso a los mercados.

"La AIF y todo el Grupo Banco Mundial se han comprometido a colaborar con los asociados en la región para ayudar a asegurar que África tenga la capacidad de movilizar inversión privada, crear empleos de calidad y lograr mejores resultados de desarrollo para las personas en los lugares donde viven".
Akihiko Nishio
Akihiko Nishio
Vicepresidente, Financiamiento para el Desarrollo

En África al sur del Sahara vive también la población más joven del mundo y la región está lista para una transformación digital que podría cambiar la trayectoria del continente.  Una transición rápida hacia la economía digital podría aumentar la productividad, creando empleos para una población cada vez más experta en tecnología. Por ejemplo, el continente registra el porcentaje más alto de personas que usan el dinero móvil, eliminando las barreras tradicionales para la inclusión financiera y creando oportunidades para los emprendedores. Sin embargo, los países de África occidental y el Sahel van a la zaga en materia de infraestructura digital. Por eso son importantes las inversiones como el compromiso del Grupo Banco Mundial con la iniciativa Economía Digital para África, que busca asegurar que todas las mujeres, los hombres, las empresas y los Gobiernos tengan capacidades digitales a más tardar en 2030.

El Grupo Banco Mundial está apoyando activamente en estas áreas críticas a los países de África que reciben asistencia de la AIF. En Côte d’Ivoire, un nuevo proyecto de agricultura digital, (i) financiado por el Banco Mundial, aumentará el acceso a servicios digitales y aprovechará las plataformas digitales para mejorar la productividad agrícola y el acceso a los mercados. El proyecto beneficiará a 6,1 millones de pequeños agricultores, que representan alrededor de una cuarta parte de los 23,7 millones de habitantes del país.

En África occidental, hemos ayudado a conectar a seis países costeros con la red de cable de fibra óptica submarina de Europa a través del Programa de Infraestructura Regional para las Comunicaciones en África Occidental. (i) Como resultado, el precio del acceso a Internet se ha reducido considerablemente —en más de la mitad en la mayoría de los casos—, permitiendo a más escuelas, hogares y pymes conectarse a servicios de Internet de mejor calidad. En Gambia, por ejemplo, la tarifa mayorista del acceso a Internet es menos de un quinto de lo que solía ser.

Y la inversión del Grupo Banco Mundial en el puerto de Tema en Ghana a través de la Corporación Financiera Internacional (IFC) —la institución del Grupo Banco Mundial dedicada al sector privado— está apoyando la construcción y la operación de una nueva terminal de contenedores de gran calado. (i) Se espera que el proyecto impulsará el comercio y la economía de Ghana, y apoyará la creación de nuevos empleos en el sector privado. Dada su ubicación estratégica en relación con Accra, el puerto de Tema se encargará de más del 90 % del tráfico de contenedores en Ghana y servirá también como una salida para los países vecinos en el Sahel, entre ellos Burkina Faso, Níger y Malí.

El Foro de Financiamiento para el Desarrollo ofrece una oportunidad para unir los conocimientos especializados de los sectores público y privado y trabajar juntos para transformar las economías de los países  en el Sahel, África occidental y otras zonas. La AIF y todo el Grupo Banco Mundial se han comprometido a colaborar con los asociados en la región para ayudar a asegurar que África tenga la capacidad de movilizar inversión privada, crear empleos de calidad y lograr mejores resultados de desarrollo para las personas en los lugares donde viven.

Autores

Akihiko Nishio

Vicepresidente, Financiamiento para el Desarrollo

Únase a la conversación

JORGE ANDERSONexi
19 de Noviembre de 2019

Exigir a los países menos desarrollados que cumplan con programas de adecuación al medio ambiente distrallendo recursos que se podrían utilizar en generar mejores empleos y más competitivos es moralmente justo , cuando las mayores potencias como EEUU y China ni siquiera firmaron el pacto de Kyoto y además su actitud es por lo menos pusilánime? , gracias.

Juan Mendoza
19 de Noviembre de 2019

Felicitaciones al BM por estas extraordinarias políticas; quedando a sus gratas ordenes para cumplir funciones, que bien pudieran aportar un grano de arena en tan noble labor

Jorge velarde
19 de Noviembre de 2019

Vengo apoyando con proyectos en lucha por revertir la pobreza en mi Pais.desde hace 40 años. Hoy tengo 70 años. y sigo en mi tarea autoimpuesta.COMO HAGO PARA OBTENER LA AYUDA?