Jordania necesita la ayuda del mundo

|

Disponible en:

La mayoría de nosotros nunca hemos visto una catástrofe como la crisis en Siria. Los tres años de  guerra civil han convertido a millones de personas en refugiados en su propia tierra y afectado a naciones fuera de las fronteras de este país. Millones han huido en busca de refugio a Turquía, Iraq, Egipto, y, en particular, a Jordania y el Líbano, los cuales han abierto sus puertas y corazones. Ahora, estos necesitan ayuda del resto del mundo.
 

Esta semana, fui testigo de la generosidad de los ciudadanos de Jordania y el Líbano. Conocí a  niños sirios en una escuela primaria de Beirut, y hablé con refugiados en el campo de Zaatari en Jordania, donde han buscado acogida más de 100 000 personas. Jordania y el Líbano han abierto sus escuelas, centros de salud y comunidades a cerca de 2 millones de expatriados. Son pocos los países en desarrollo que podrían hacer lo que ellos han hecho. En el Líbano, aproximadamente un cuarto de la población son ahora ciudadanos sirios; el millón de refugiados que este país ha recibido equivale más o menos a que Estados Unidos asimilara la población de México en el curso de dos o tres años.
 

Jordania necesita la ayuda del mundo


Esta afluencia ha ejercido una enorme presión sobre la infraestructura de Jordania y el Líbano, o sea en sus escuelas, en el suministro de agua, e incluso en la recolección de residuos. El Banco Mundial estimó que el producto interno bruto (PIB) del Líbano bajó un 2,9 % anual entre 2012 y 2014. Unos 170 000 libaneses cayeron en la pobreza y la tasa de desempleo se duplicó a más de 20 %. Hemos estimado que las pérdidas económicas totales ascendieron a US$7500 millones.

El Grupo del Banco Mundial está ayudando a ambos países. Hemos proporcionado una rápida asistencia financiera a Jordania por un monto de US$150 millones, y realizamos una donación de US$60 millones, en colaboración con el Reino Unido, Canadá, Suiza y el Fondo Árabe. Nuestros países miembros aprobaron otros US$250 millones para Jordania en marzo.
 

Jordania necesita la ayuda del mundo (i)

También hemos creado un fondo fiduciario de múltiples donantes para el Líbano y aportado US$10 millones a través de nuestro Fondo para la Construcción de los Estados y la Consolidación de la Paz. Noruega también ha contribuido, y Francia y Finlandia se han comprometido recientemente a colaborar. Otros donantes han expresado su interés.

Pero las necesidades van mucho más allá de estos recursos. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) hizo un llamamiento por US$6500 millones para 2014 con el fin de apoyar la respuesta de las organizaciones de ayuda a las masivas necesidades en Siria y los países vecinos.

Fui a Oriente Medio con un mensaje de optimismo y esperanza para el futuro. Algún día el conflicto de Siria va a terminar, y la región tendrá la oportunidad de un futuro mejor que permita que sus 100 millones de jóvenes alcancen su pleno potencial. Pero antes es necesario que el mundo apoye a los países que tienen dificultades para albergar a los refugiados de Siria. Ahora es el momento de que la comunidad mundial aumente la asistencia para Jordania y el Líbano.

Únase a la conversación