Revisión del año: #Music4Dev busca ayudar a poner fin a la pobreza una canción a la vez

|

Disponible en:

Poner fin a la pobreza.

No hace mucho esta idea parecía imposible, incluso ridícula, especialmente desde que se estableció la meta de poner fin a la pobreza para 2030, ¿verdad? Pero teniendo en consideración el avance logrado: En 25 años, hemos pasado de casi 2000 millones de personas en situación de pobreza extrema a menos de 1000 millones. Aún así,  es un montón de gente, así que hay mucho trabajo por hacer. 
 
Las acciones comienzan con la toma de conciencia. Si las personas no saben que se necesitan cambios, entonces estos nunca ocurrirán. A tal fin, hemos creado una nueva serie denominada #Music4Dev para aumentar la sensibilización acerca de la pobreza. A través de esta iniciativa estamos invitando a artistas de todos los países a compartir su música usando al Banco Mundial, literalmente, como su escenario. Al hacerlo, estos artistas podrán correr la voz acerca de la importancia de acabar con la pobreza, y también inspirar a sus seguidores para que actúen. 

A continuación le mostramos lo que hemos hecho hasta ahora, mire las entrevistas y disfrute la música. Aspiramos invitar más artistas musicales en 2016 que se hayan unido al movimientos de poner fin a la pobreza. Tu también estás invitado.

Cantante nigeriana Nneka

Desde que la cantante nigeriana Nneka (i) dio a conocer su primer disco Victim of Truth (Víctima de la Verdad) en 2005, la diminuta estrella ha sido una de las defensoras más firmes de la lucha contra la corrupción y los derechos de las mujeres en África. “Yo uso mi música como una plataforma para (dar voz) a estas cuestiones”, dice Nneka. “Crecí en Nigeria, donde las mujeres no tienen mucha libertad en varios niveles diferentes. Me crie en un ambiente en que se respeta el sistema a través del miedo”.

Nneka, que ha compartido escenario con bandas como The Roots, Femi Kuti y Damian Marley, “presta” su estrellato a organizaciones no gubernamentales como el Fondo de Desarrollo para las Mujeres Africanas (AWDF, por sus siglas en inglés), del cual es embajadora cultural. También fue cofundadora de la Fundación ROPE (comunicar, organizar, practicar, experimentar), una entidad benéfica que apoya a los jóvenes que desean expresarse a través del arte. Recientemente, ROPE (i) se asoció con la Fundación WAGA (niñas y mujeres adultas afectadas por la guerra) para asistir a las víctimas de abuso sexual en Sierra Leona.

Al tiempo que sigue ayudando a empoderar a las mujeres con su música, Nneka ofrece este consejo a sus seguidoras: “Hagan lo que hagan, háganlo con confianza. No dejen que nadie las intimide”.

Estrella musical de Nashville Drew Holcomb

¿Cómo define el fin de la pobreza la estrella musical de Nashville Drew Holcomb? Para él es el comienzo de las oportunidades. “La pobreza destroza las oportunidades; destruye los sueños de las personas de ser capaces de crear una vida para ellas mismas y sus familiares”, dice Holcomb. “De manera que cuando escucho ‘terminar con la pobreza’, lo que oigo es ‘comenzar a dar oportunidades’”.

Holcomb viaja continuamente con su banda, The Neighbors, (i) y ofrece alrededor de 150 conciertos al año, lo que le da amplias oportunidades de crear conciencia sobre la responsabilidad social. “Con la plataforma de la música, tienes la oportunidad de no obligar a nada a tu público, sino que simplemente darles a conocer las cosas”, dice la estrella de 33 años. “Muchas veces creo que las personas quieren involucrarse en solucionar los problemas, pero sencillamente no saben dónde comenzar. A veces los problemas parecen tan enormes, que piensan: ‘¿Qué puedo hacer?’. Hemos descubierto que las personas, cuando saben que hay una necesidad, tienden a encontrar alguna manera de ser generosas”.

Desde el momento en que Holcomb y su esposa, Ellie (quien también pertenece a la banda), tuvieron a sus dos niños —Emmylou, de 2 años, y Huck, de 8 semanas—, ellos están todavía más entusiasmados en cerciorarse de que el mundo que hereden a sus hijos sea mejor que el actual. “Imagino un mundo en el que mis niños puedan participar en la solución de los problemas de la misma manera en la que mi esposa y yo —espero— hemos tratado de hacerlo”.

Cantante nigeriano D'Banj  


El cantante nigeriano D’Banj es uno de los artistas africanos más exitosos de la última década. Él ha ganado numerosos premios, entre ellos a la Mejor Actuación de África en la edición 2007 de los MTV Europe Music Awards, y Artista del Año en 2009 tanto en los MTV Africa Music Awards como en los BET Awards. Con más de 1,4 millones de seguidores solo en Twitter, su alcance en los medios sociales es enorme. El hecho que D'Banj use su estrellato para crear conciencia acerca de las cuestiones de desarrollo lo convierte en una poderosa arma en la lucha contra la pobreza.

El año pasado, él invitó a los jóvenes a involucrarse más en la agricultura y a presionar a los Gobiernos para que inviertan en este sector. Este año, en que celebra el décimo aniversario de su carrera musical, se ha enfocado en la igualdad de las mujeres. “Creo que para exista un mundo sin pobreza, tenemos que solucionar problemas fundamentales”, dijo. “Para poder erradicar la pobreza, debe haber igualdad. Lo que es bueno para los hombres es bueno para las mujeres”. 

Rahim Alhaj, un reconocido músico iraquí

Él aprendió a tocar el laúd árabe, un instrumento de cuerda fabricado en madera con forma de pera, a temprana edad en su ciudad natal de Bagdad. Creció escribiendo canciones de protesta contra el dictador que gobernó su país con mano de hierro durante tres décadas. Fue encarcelado, torturado y finalmente obligado a abandonar su amado Iraq en 1991. Más tarde, encontró refugio en Estados Unidos.

Rahim Alhaj, (i) un reconocido músico iraquí, cuyas canciones a menudo envían mensajes poderosos sobre cuestiones humanitarias y mundiales, visitó recientemente la sede del Banco Mundial en la ciudad de Washington. En la ocasión, se refirió a cómo la música desempeña un papel importante en aumentar la conciencia de la población y solucionar los problemas en todo el mundo.

“Cuando la música aborda las tragedias de las personas en cualquier país, tiene un gran impacto”, dijo Alhaj. “Para mí, la música es una herramienta visual y auditiva para lograr cambios”.
 

Cantante de Ghana MzVee
 

La cantante y compositora MzVee usa su música para “amplificar” su máximo objetivo: poner fin a la pobreza. “Si las personas no pueden educar a sus hijos, ellas no pueden realizar sus sueños”, dijo. “Si se pudiera eliminar la pobreza, entonces las personas podrían hacer lo que quieran hacer. Ellas ya no estarían limitadas”.

ara MzVee, cuyo nombre real es Vera Hamenoo-Kpeda, la educación es la vía para acabar con la pobreza. “La educación vincula todo”, aseveró. “Hay un dicho que dice: Dale a un hombre un pescado y lo alimentarás un día, pero enséñale a pescar y lo alimentarás toda la vida”.

MzVee ha transformado su pasión en hechos concretos al crear un programa de becas para ayudar a las niñas a que tengan acceso a la educación. “Una vez que te has educado, todo va mejor”, dijo. “Tener educación te ayuda a ascender en la escala social, te hace más exitoso y próspero. La educación te hace una mejor persona”.
 
La canción “End Poverty” es un llamado a que todas las personas en el mundo se unan para combatir la pobreza. “Hay una línea (en lengua autóctona) que dice Mikataa mi wor deka, lo cual significa que todos deberíamos unirnos”, dijo la cantante. “Poner fin a la pobreza no es la tarea de una sola persona, es la tarea de todos”. 

Músico de Oakland “Fantastic Negrito”
 


Para Xavier Dphrepaulezz, cuyo nombre artístico es Fantastic Negrito, la música de raíces negras es una manera de celebrar y preservar la cultura afroamericana. “Es la música de los esclavos del sur de Estados Unidos. Yo aprovecho esa tradición”, dice. “Yo no creo que ser descendiente de esclavos sea algo de lo cual avergonzarse. Es parte de nuestra historia”. Su música es también un homenaje a leyendas del Blues del Delta, tales como R. L. Burnside y Skip James. Más importante aún, su música es una celebración de las experiencias de las personas de raza negra en Estados Unidos. “Si eres de raza negra en Estados Unidos, no hay manera que no sufras racismo", explica. “Pero ser de raza negra es algo que debe celebrarse y eso es lo que hago mediante mi música".

El artista Fally Ipupa de la República Democrática del Congo

Fally Ipupa debe su éxito como estrella de la música a África. El cantante no está dándole la espalda a los problemas del desarrollo; por el contrario, él sigue firmemente arraigado en la realidad del continente y quiere restaurar la alegría de los africanos. Al unirse a la iniciativa #Music4Dev del Banco Mundial, Fally Ipupa reafirma su deseo de que África se beneficie de su éxito.

De hecho, no es la primera vez que el artista usa su popularidad para crear conciencia entre sus seguidores acerca de los problemas de África. Para llevar a cabo estos proyectos, el cantante creó la fundación FIF, (i) que tiene la misión de recuperar la alegría entre los africanos más vulnerables. ¿Cómo hará esto? Lo hará dándoles acceso a los recursos que ellos más necesitan, o sea agua, escuelas y atención médica, y protegiéndolos de las causas de sufrimiento, como los conflictos, las condiciones meteorológicas adversas y las enfermedades.

Banda de rock camboyano Dengue Fever

Durante su brutal reinado de 1975 a 1979, los jemeres rojos mataron a aproximadamente 2 millones de personas, especialmente a artistas e intelectuales, incluso a las personas que usaban anteojos. Las artes y la música de Camboya están reapareciendo a través de la educación de las generaciones más jóvenes. Educar y crear conciencia sobre las artes camboyanas también significa empleo para los artistas maestros y, posiblemente, sus estudiantes.

Para las personas que viven en la pobreza, encontrar posibilidades de empleo es fundamental. La cantante principal y nativa de Camboya, Cchom Nimol, es una prueba de esto.  


Nimol creció en un campo de refugiados en Tailandia; su hermana quedó atrás en Camboya. Por años, la familia no tuvo idea de lo que le pasó a su hermana. Pero a fines de la década de 1980, escucharon a la hermana de Nimol cantando en la radio. Regresaron a Camboya y la familia volvió a completarse. Después de ganar un popular concurso de canto llamado los Premios Ansara, Nimol decidió probar suerte en los Estados Unidos en 2001. Como estrella, es una fuente de inspiración para las personas de su país. “Vivo aquí desde hace 15 años, pero me gustaría volver a Camboya para actuar”, dice. “Estoy feliz de poder ayudar a mi pobre país”.

Únase a la conversación