Syndicate content

Desaceleración económica frena el crecimiento de la clase media en Latinoamérica

Oscar Calvo-González's picture
Esta página en: English | Portuguese

El crecimiento de la clase media ha sido una de las primeras víctimas de la desaceleración económica en América Latina y el Caribe. En 2014 la proporción de latinoamericanos que pertenecían a la clase media fue casi la misma que en 2013 (35 por ciento de la población, ver el LAC Equity Lab del Banco Mundial). Este aumento casi imperceptible de la clase media contrasta con la tendencia que marcó la década hasta 2012. Durante la década de oro, la clase media creció a un ritmo acelerado y cada año más de un 1 por ciento de la población se incorporó a la clase media. Si bien podría no sonar como mucho, considerémoslo puesto de otra forma: en los diez años previos a 2012 más de diez millones de latinoamericanos engrosaron cada año las filas de la clase media. En 2014 apenas un tercio de esa cantidad –tres millones y medio latinoamericanos–  logró esa hazaña.

Hasta hace poco, América Latina se encontraba bien encaminada a convertirse en una región de clase media. Si la tendencia experimentada durante la década dorada se hubiese mantenido, la clase media se habría convertido en el grupo más numeroso en Latinoamérica para el próximo año. Desafortunadamente, como se muestra en la siguiente figura, bajo las tendencias actuales no queda claro cuándo se podría alcanzar dicho hito. Adicionalmente, otras ganancias sociales también han disminuido. Por ejemplo, la desaceleración economía ha venido acompañada por un menor crecimiento del ingreso del 40 por ciento más pobre de la población – este hecho se examina en el último Reporte sobre Pobreza e Inequidad”.

Si existe un lado positivo, es que la pobreza continuó disminuyendo de 24.1% en 2013 a 23.3% en 2014. Entonces, la pregunta es ¿hacia dónde fue la población si la pobreza ha disminuido, pero la clase media se mantuvo virtualmente inalterada? La respuesta es que hemos visto un incremento sustancial del grupo que si bien no se encuentra en condición de pobreza, tampoco pertenece a la clase media, conocido como vulnerable. Este grupo, que se caracteriza por exhibir cierta probabilidad de caer en pobreza en un año determinado, no solo continúa siendo el grupo más grande en la región, sino que, de hecho, aumentó de 38.3% en 2013 a 38.9% en 2014. En otras palabras, el grupo vulnerable creció tres veces más que la clase media. Si bien, por definición, los vulnerables enfrentan un mayor riesgo de caer en pobreza que la clase media, contribuir a minimizar que dicho riesgo se materialice será una agenda importante para la región, a medida que se adapta a un nuevo entorno económico.

Nota: Este blog es parte de la serie 'lacfeaturegraph' del equipo del LAC Equity Lab. Para acceder a publicaciones anteriores, por favor ingresar al enlace aquí.

Comments

ENVIADO POR Jaime Antonio Cortabarría Martínez el

Sus datos, son parte de mis insumos para una Población Vulnerable en el Departamento del Atlántico-Colombia, Municipio de Soledad, por ello necesito más del Tema, gracias.

Añadir nuevo comentario