La industria de la energía solar sin conexión a la red: la (r)evolución de un mercado sostenible

|

Disponible en:

A child holds a notebook and pen under a solar-power light in a dark room
© Lighting Africa/Zeleman communication

La industria de la energía solar sin conexión a la red surgió hace solo 10 años y, sin embargo, aun en esta etapa inicial, ya ha brindado servicios energéticos de calidad a cientos de millones de personas, algo que las empresas tradicionales de suministro eléctrico no han podido o no han querido lograr.

Revolucionar la electrificación

  • En 2009, cuando se puso en marcha en Kenya el programa Luz para África, la energía solar sin conexión a la red era prácticamente desconocida. Hoy en día, este sector crece en toda África al sur del Sahara, Asia y más allá.
  • En 2010, solo 6 productos cumplían los parámetros de calidad del programa Iluminación para el Mundo (i); en la actualidad, se han vendido casi 40 millones de unidades de más de 150 productos de calidad verificada. También ha surgido un mercado informal de productos menos confiables.
  • El sector de la energía sin conexión a la red muestra un desempeño exitoso principalmente en términos comerciales: en los últimos dos años, ha recibido inversiones por más de USD 500 millones.
  • En la actualidad, la electrificación en África al sur del Sahara avanza con más rapidez que el crecimiento demográfico (i), fenómeno que se atribuye principalmente a la expansión de la energía solar sin conexión a la red.

Se plantea una duda: ¿Es posible que esta rápida expansión haya generado la expectativa poco realista de que se transitará sin obstáculos el camino hacia la electrificación universal, una aspiración que ninguna industria de tan solo 10 años de antigüedad puede cumplir?

La evolución del mercado genera sana competencia

Uno de los signos de una dinámica saludable es el aumento en los niveles de competencia. Estas fuerzas competitivas estimulan la innovación, la eficiencia y la expansión, fortaleciendo la viabilidad de la industria en el largo plazo y generando resiliencia en el mercado.

Pero esta misma competencia implica que habrá ganadores y perdedores. La historia del sector de fabricación de paneles solares fotovoltaicos, más antiguo y maduro, proporciona un contexto para la industria de la energía solar sin conexión a la red, mucho más reciente. Tan solo en 2012, en el momento más álgido del período de convulsión del sector de fabricación de paneles solares fotovoltaicos, cerraron unas 40 empresas y otras 7 fueron absorbidas o adquiridas por otras compañías. Y sin embargo, en la actualidad, la industria continúa su camino ascendente y ha sido precursora y facilitadora de una revolución energética mundial en el ámbito de la electricidad.

La consolidación es también una etapa normal del desarrollo de una industria y un factor que contribuye significativamente a su viabilidad en el largo plazo. De vez en cuando, los pioneros y los emprendedores, incluso los que se dedican a su misión desde hace mucho tiempo, atraviesan dificultades, lo cual resulta penoso. Deberíamos aceptar colectivamente este proceso y aprender de las experiencias de las empresas.

Lo que hemos aprendido

El atractivo del sector de la energía solar sin conexión a la red fue siempre su capacidad para generar impacto social de un modo financieramente viable. Estos beneficios han motivado a diversos inversionistas de impacto y a instituciones financieras de desarrollo a brindar respaldo en las etapas iniciales de la creación de este mercado. En los últimos dos años, han ingresado nuevos inversionistas comerciales, impulsados por la perspectiva de obtener rendimiento financiero. Mientras tanto, los Gobiernos y los inversionistas orientados al desarrollo han incrementado la presión sobre las empresas para que entren en los mercados con mayor rapidez, alcance y profundidad. El resultado ha sido con frecuencia el surgimiento de presiones contrapuestas para generar tanto rentabilidad como impacto social en plazos poco realistas; estas promesas a menudo no se corresponden con el hecho de que estos mercados se encuentran en las etapas iniciales.

Es necesario que apliquemos una dosis de realismo en la búsqueda de nuestros objetivos, reconociendo el interés común en la resiliencia a largo plazo. Debemos considerar los objetivos sociales a la luz de la economía de la unidad (unit economics) y de las limitaciones vinculadas con la fijación de precios. Asimismo, las metas de crecimiento deberán reflejar de manera realista los aprendizajes en tiempo real extraídos del mercado y permitir eventuales ajustes. Los modelos de negocios que han permitido que la industria de la energía solar sin conexión a la red llegara a clientes antes desatendidos y situados en lugares remotos necesitan tiempo para madurar antes de que se los pueda someter a pruebas de tensión en una aceleradora. Para estas empresas, la curva de aprendizaje es empinada, pero el desarrollo de un enfoque más sólido (centrado en la eficiencia operacional, el conocimiento exhaustivo de los matices de los mercados locales, la gestión adaptativa y la comunicación clara) ayudará a esta industria a abordar los desafíos de la próxima etapa del crecimiento.

El elemento clave es el apoyo de los inversionistas a una gestión que priorice el desempeño fundamental por sobre un enfoque centrado solo en el crecimiento. Los inversionistas orientados al desarrollo pueden trabajar con los Gobiernos para generar un entorno propicio que permita reducir los costos y los riesgos de hacer negocios, a la vez que colaboran con las instituciones financieras locales para establecer una fuente sostenible de moneda nacional. Los Gobiernos y sus asociados para el desarrollo pueden utilizar el financiamiento público de manera inteligente a fin de ayudar a esta industria a llegar a mercados remotos a los que no se puede brindar servicios en términos puramente comerciales.

Iluminación para el Mundo

A través del programa del Grupo Banco Mundial Iluminación para el Mundo (i) se brindó apoyo a esta industria desde sus inicios, y la iniciativa crece a la par de ella. Estamos en un constante proceso de adaptación para abordar tanto las necesidades de la industria como de la comunidad de inversionistas de este mercado en desarrollo. Las nuevas herramientas que hemos elaborado respaldan el impulso hacia la rentabilidad (i), ayudan a movilizar inversiones comerciales en gran escala, alientan a las empresas a mejorar sus operaciones y promueven la adopción de indicadores de desempeño clave que abarquen a todo el sector (i).

Motivados por los avances de esta industria, diversos Gobiernos de Asia y África colaboran crecientemente con nosotros y con otros asociados en la tarea del desarrollo para respaldar alianzas con el sector privado con el objetivo de proporcionar energía en gran escala. El programa Iluminación para el Mundo trabaja con estos Gobiernos (i) para promover un marco propicio que permita el desarrollo de un mercado sostenible.

A medida que los modelos de negocios y los productos evolucionen, tanto en alcance como en servicios, la experiencia de las empresas de este sector variará, y habrá éxitos y fracasos. Esta experiencia colectiva evolucionará y generará muchas enseñanzas; será inevitable que este sector en desarrollo padezca algunos dolores de crecimiento. Pero con la visión y el apoyo adecuados de inversionistas y Gobiernos, la industria de la energía solar sin conexión a la red puede mostrar un crecimiento saludable y a la vez brindar servicios a las poblaciones más pobres y remotas.

Autores

Dana Rysankova

Senior Energy Specialist

Russell Sturm

Principal Operations Officer, International Finance Corporation

Únase a la conversación