Syndicate content

¿Qué pasa cuando se le entregan US$50 000 a un aspirante a empresario de Nigeria?

David McKenzie's picture
Esta página en: Français

También disponible en: English

La mayoría de las empresas de los países en desarrollo no tienen trabajadores asalariados y apenas cuentan con 10 empleados o más. Por ejemplo, Hsieh y Olken (2014, pág. 93) (i) señalan que en India e Indonesia “la cantidad de empresas con menos de 10 trabajadores casi no se puede distinguir del 100 %”, y datos de encuestas revelan que el 99,6 % de las empresas tienen menos de 10 empleados en Nigeria. ¿Los empresarios en los países en desarrollo no tienen capacidad de hacer crecer una empresa más allá de este umbral de 10 trabajadores? Si es así, esto plantea dos interrogantes: ¿esas personas pueden identificarse por adelantado? y ¿las políticas públicas pueden ayudar a superar estos obstáculos que impiden el crecimiento de las empresas?

Estas preguntas son abordadas en un nuevo documento de trabajo, (i) que evalúa un concurso nacional de planes de negocios en Nigeria denominado YouWiN! (¡Tú ganas!).

El concurso de planes de negocios

El concurso YouWIN! fue puesto en marcha a finales de 2011 por el presidente de Nigeria y en el primer año se recibieron casi 24 000 postulaciones dirigidas a iniciar un nuevo emprendimiento o a ampliar uno ya existente. Las mejores 6000 propuestas fueron seleccionadas para un curso de capacitación sobre planes de negocios de cuatro días de duración. Posteriormente, 1200 ganadores recibieron premios de unos US$50 000 cada uno. Además, se seleccionaron al azar 729 de los 1200 ganadores, de un grupo de 1841 semifinalistas, proporcionando variaciones experimentales para las donaciones de US$36 millones, lo cual posibilita la estimación causal del impacto del programa. Tres encuestas anuales de seguimiento permiten rastrear la trayectoria de los efectos.


¿Qué hacen estos premios?

Si los postulantes no tienen obstáculos para obtener crédito, entonces el hecho de recibir una donación en efectivo no debería cambiar las mejores decisiones de inversión para sus emprendimientos, y no deberíamos esperar ver algún cambio en los resultados del negocio como consecuencia de la donación (el artículo analiza esto más formalmente). Pero, de hecho, las donaciones dan lugar a grandes impactos en el desempeño de las empresas:

  • Para las nuevas empresas (aspirantes a empresarios), ganar el concurso da como resultado un aumento de 37 puntos porcentuales en la probabilidad de que la persona esté operando una empresa tres años después; un aumento de 23 puntos porcentuales en la probabilidad de que la empresa tenga 10 o más trabajadores (Gráfico 1); más innovación, y un aumento del 23 % en las ganancias.

Gráfico 1: Más empresas nuevas alcanzan el umbral de 10 empleados


  • Para las empresas ya existentes, ganar el concurso da como resultado un aumento de 20 puntos porcentuales en la supervivencia durante tres años; un aumento de 21 puntos porcentuales en la probabilidad de que la empresa tenga 10 o más trabajadores (Gráfico 2); más innovación, y un aumento del 25 % en las ganancias.

 
Gráfico 2: Más empresas ya existentes alcanzan el umbral de 10 empleados
 


Puntos más interesantes desde la perspectiva de una evaluación/medición de impacto

Pensé que debía resaltar algunos puntos que pueden ser más interesantes para nuestra audiencia. Los lectores que quieran saber más sobre las repercusiones en materia de políticas o mayores detalles acerca de los resultados, pueden ver el documento (i) o una nota sobre el impacto. (i)

1. Reducir la tasa de deserción: con este tipo de concursos, la muestra está muy dispersa geográficamente, ya que proviene de todo el país. Las empresas más exitosas y con alto nivel de actividad también pueden ser más difíciles de ser encuestadas que las empresas unipersonales de subsistencia que tienen más periodos de baja actividad. En un blog anterior destaqué que la perseverancia realmente valió la pena para obtener altas tasas de respuesta, (i) ya que si nos hubiéramos detenido cuando recibimos tres devoluciones de llamadas habríamos tenido una tasa de respuesta mucho menor.

2. Los datos administrativos no son un criterio de referencia: a menudo sospechamos de los datos de las encuestas y quisiéramos tener algunos datos administrativos (que también pueden sufrir menos de la deserción y ser mucho más baratos de obtener). El programa recopiló datos sobre empleo de los ganadores casi al mismo tiempo que nuestra encuesta del segundo año. El apéndice 6 del artículo compara las dos medidas, y encuentra que el 75 % de las empresas informan mayor cantidad de trabajadores al programa que en nuestra encuesta (y solo el 14 % entrega un número más alto en la encuesta). Las donaciones se pagaron en tramos, condicionando el tramo final a la entrega de datos que demostraran avances en la contratación. A pesar de que los umbrales eran bajos para lograr esto, la comparación con los recuentos físicos de trabajadores muestra que los datos administrativos reflejan un conteo en exceso de los trabajadores. En contraste, los datos de la encuesta parecen razonablemente precisos.

3. No parece haber mucha evidencia sobre cuánto cuesta crear un puesto de trabajo: calculo que este costo es de unos US$3606 o US$8500 por puesto de trabajo al año durante los tres primeros años. A modo de comparación, en el caso del estímulo fiscal en Estados Unidos el costo es alrededor de US$100 000 por puesto de trabajo al año. Trato de cotejarlo con las estimaciones de los países en desarrollo, pero muy pocos programas empresariales tienen impactos significativos en la creación de empleo, o datos sobre costos. Revise el apéndice 8 para ver lo que se me ocurrió.

4. Hacer un análisis cuando el programa afecta la puesta en marcha o supervivencia de una empresa: el programa tuvo un gran impacto en la puesta en marcha y la supervivencia. Como resultado, una simple comparación de los resultados empresariales para las empresas del grupo control y del grupo experimental en operación en una ronda específica de la encuesta entregará una estimación sesgada del efecto del programa. Adhiero a la solución de poner ceros a las empresas que se cierran (tienen cero beneficios, cero trabajadores, etc.) e informar estimaciones sin condiciones y luego mirar las estimaciones sujetas a condiciones solo con fines de análisis.

5. Por qué enviar correos electrónicos cuando está volando es una buena idea: después de elegir a los ganadores, estos fueron sometidos a un proceso de verificación y 18 fueron descalificados por diferentes motivos. Elegí al azar nueve reemplazantes cuando los primeros nueve fueron descalificados. Sin embargo, se produjeron nueve descalificaciones más cuando estaba en un largo vuelo, y dada la necesidad de tomar una decisión ese mismo día, los funcionarios del programa tomaron nueve ganadores del grupo de control basándose en el puntaje, en lugar de hacerlo al azar. ¡La próxima vez deberé conseguir un avión con wifi!

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.