Los derechos y la inclusión de las personas LGBTI en Perú en tiempos de coronavirus

|

Disponible en:

Imagen
Comunidad LGBTI en Perú
Comunidad LGBTI en Perú. Foto cortesía: Casa Comunitaria Generación Actual LGBTI

¿Sabía que, hasta hace 30 años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideraba que la homosexualidad era una enfermedad mental? La historia de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) está plagada de momentos de exclusión, rechazo y discriminación por simplemente vivir su identidad de género u orientación sexual por ser quienes son.

Aunque ha habido muchos logros en las últimas décadas, las personas LGBTI aún enfrentan muchos desafíos. Hoy, 70 países todavía consideran que la homosexualidad es ilegal, y en aún más países, la violencia basada en la orientación sexual o la identidad de género ocurre con frecuencia y, alarmantemente, con un grado significativo de aceptación social.

En nuestra región, la situación está lejos de ser óptima. Solo el 24% de los países de América Latina y el Caribe reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo, el 67% todavía no tiene una ley que prohíba la discriminación contra las personas LGBTI, y el 64% carece de legislación sobre identidad de género. Incluso países como Colombia y Brasil, a pesar de tener igualdad matrimonial, no discriminación y reconocimiento de identidad de género, todavía registran cientos de asesinatos cada año de personas LGBTI.

En este blog, nos centramos en Perú. Se propusieron iniciativas legislativas en el Congreso peruano hace tres años para reconocer el matrimonio igualitario y la identidad de género, y penalizar adecuadamente la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género, pero estos han encontrado algunos reveses. En un país donde la violencia basada en orientación sexual e identidad de género sigue siendo muy frecuente, las protecciones legales para las personas LGBTI son esenciales para una verdadera inclusión . En términos de actitudes hacia la homosexualidad, el Informe Anual 2019 del Monitor Periódico de Inteligencia de Riesgo y Seguridad (PRISM por sus siglas en inglés) indica que la aceptación social en su mayoría oscila entre intolerancia y tolerancia mixta, y que el país representa un "Amenaza moderada" para las personas LGBTI.

Por lo tanto, es comprensible que las personas LGBTI en Perú sientan miedo e inseguridad de vivir plenamente sus vidas y sus verdaderas identidades. Esto se refleja claramente en uno de los pocos informes con datos en esta área, la Primera Encuesta Virtual para Personas LGBTI, realizada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) de Perú en 2017.

Esta encuesta incluyó a 12.026 personas LGBTI adultas, la mayoría entre 18 y 29 años. La conclusión principal es devastadora: el 63% de los participantes declararon haber sido víctimas de discriminación o violencia. Aún más preocupante, menos del 5% decidió presentar una queja sobre estos incidentes que experimentaron. Dada la falta de datos, muchos de estos ataques quedan impunes.

El miedo a ser atacado muchas veces se ve agravado por el rechazo por parte de colegas, amigos y familiares. Más de la mitad de los encuestados informaron que decidieron no expresar libremente su identidad de género u orientación sexual para evitar sufrir represalias de su familia o perder oportunidades de trabajo.

 

Imagen
Encuesta LGBTI en Perú

Expresión de orientación sexual e identidad de género y motivos para no expresarla
 

1/ Comprende vergüenza, inseguridad, piensa que es un asunto privado, entre otros

Fuente: Primera Encuesta Virtual para personas LGBTI (2017)

 

Este ambiente de miedo y experiencias discriminatorias frecuentes tiene consecuencias muy negativas para las personas LGBTI peruanas, que tienden a aislarse, sentirse culpables e impotentes ante lo que les sucede, e incluso recurrir al consumo de alcohol y drogas.

 

Imagen
Primera Encuesta Virtual para Personas LGBTI

Consecuencias de las experiencias discriminatorias y / o violencia sufrida

1/ Comprende pena, baja auto estima, consumo de alcohol, fumar, tristeza, vergüenza, rabia, frustración, impotencia, indignación, entre otros

 Fuente: Primera Encuesta Virtual para personas LGBTI (2017)

 

 

El impacto de COVID-19 en la comunidad LGBTI

La situación de las personas LGBTI en Perú se ve agravada por la compleja situación que estamos viviendo con COVID-19.  Si bien el coronavirus puede afectar a cualquier persona, sabemos que afecta a algunos grupos de manera desproporcionada debido a las disparidades existentes basadas en género, discapacidad, orientación sexual o identidad de género, o por ser una persona indígena o una minoría étnica.

Es probable que las desigualdades preexistentes se vean exacerbadas por la pandemia, lo que hace que sea más difícil para aquellos de grupos desfavorecidos y vulnerables acceder a servicios críticos , incluida la atención médica y la protección social, y practicar el distanciamiento social. También existe el riesgo de que las divisiones existentes en salud, educación y empleo se profundicen durante la respuesta al COVID-19. De hecho, hay evidencia de un aumento de la violencia y el trato discriminatorio dirigido a las minorías sexuales y de género en algunos países.

Como algunos otros países de la región, Peru implementó órdenes de cuarentena basadas en el sexo, permitiendo que hombres y mujeres salgan de sus hogares en diferentes días, para así reforzar el distanciamiento social. El presidente y otros altos funcionarios del gobierno indicaron que el gobierno era inclusivo y que la medida no debería ser un pretexto para actitudes homofóbicas, y que no se toleraría ninguna discriminación por parte de las Fuerzas Armadas ni de las Fuerzas Policiales. No obstante, las organizaciones de sociedad civil LGBTI advirtieron sobre los peligros potenciales de este tipo de medida y un mayor riesgo de discriminación. Posteriormente, la medida se suspendió después de ocho días. Estas y otras políticas destacan la importancia de un diálogo continuo y abierto entre las organizaciones LGBTI, los gobiernos, y las instituciones de desarrollo internacional como el Banco Mundial, para garantizar una respuesta inclusiva a la pandemia.

El Banco Mundial tiene un firme compromiso de promover la inclusión de las personas LGBTI e incorporar una perspectiva de género en todo su trabajo.  En conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia (IDAHOTB por sus siglas en ingles), organizamos una reunión virtual para conocer más sobre el estado de los derechos LGBTI en Perú y las necesidades de las personas LGBTI durante esta crisis de salud. Este evento contó con la participación de destacados líderes nacionales representando la sociedad civil y el Estado.

Este intercambio de ideas resaltó una pregunta crucial: ante la ausencia de datos desglosados por orientación sexual e identidad de género, ¿cómo podemos comenzar a generar una situación más favorable para las personas LGBTI en Perú?

Existen varias iniciativas de la sociedad civil, incluida la documentación de la violencia contra las personas LGBTI, gracias a los esfuerzos de instituciones como la Universidad Peruana Cayetano Heredia, la Articulación de Lesbianas Feministas de Lima, la Organización Féminas y la Organización de Estados Americanos, entre otras. También existe la iniciativa positiva del INEI, con su primera Encuesta Virtual de Personas LGBTI en Perú. Continuar y expandir estos esfuerzos sigue siendo crítico, y el Banco Mundial se compromete a ayudar a los gobiernos generar datos específicos de orientación sexual e identidad de género, a fin de comprender mejor las brechas y desarrollar políticas públicas más inclusivas.

Únase a la conversación