Integrando lo económico y lo ambiental en un sistema en construcción en Argentina

|

Disponible en:

Imagen
Ciclistas en la ciudad de Buenos Aires, Argentina
Ciclistas en la ciudad de Buenos Aires, Argentina

“Lo que no se mide, no se puede gestionar” dice una conocida frase relevante en el contexto del cambio climático cuando reconocemos la importancia de contar con información precisa y oportuna sobre el medio ambiente y su interacción con la actividad humana para la toma de decisiones.

En este sentido, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) en su plan estratégico para el período 2021-2026, propuso avanzar en el desarrollo de las estadísticas ambientales y económicas de la Argentina. En el año 2023, y con el apoyo del Banco Mundial, el país presentó por primera vez una hoja de ruta sobre la implementación e incorporación del dominio ambiental en su plan de trabajo .

La construcción de estas estadísticas es fundamental para describir las interacciones entre la economía y el ambiente, el estado y la calidad del capital natural y sus cambios en el tiempo. La integración de lo económico y lo ambiental se hace bajo los estándares internacionales del Sistema de Cuentas Económicas y Ambientales (SCAE) que incluye conceptos de contabilidad, estructuras, reglas y principios del Sistema de Cuentas Nacionales (SCN). 

Como muestra la experiencia internacional, la construcción de las cuentas ambientales y económicas es un trabajo para abordarse en distintas etapas, que se va profundizando y operacionalizando progresivamente . Durante 2021 y 2022 el Banco Mundial apoyó una primera etapa de relevamiento que ha permitido compilar, reordenar y sistematizar estadísticas que ya se encontraban disponibles en diversas publicaciones, sistemas y portales.

Para ello se ha seguido la estructura propuesta por el Marco para el Desarrollo de las Estadísticas Ambientales (MDEA) que incluye 458 estadísticas ambientales, organizadas en tres niveles, en función de su relevancia, su disponibilidad y su solidez metodológica. El nivel 1 corresponde al Conjunto Mínimo de Estadísticas Ambientales, las cuales son de alta prioridad y pertinencia para la mayoría de los países y tienen una base metodológica sólida. De este nivel, Argentina ha logrado integrar y publicar cerca del 60 %, las cuales ya se encuentran disponibles en el sitio web del INDEC.  Además, esta publicación muestra el avance en la compilación de 18 indicadores de 358 posibles en los niveles 2 y 3 que incluyen las estadísticas ambientales que son prioritarias y relevantes para la mayoría de los países, pero que requieren una mayor inversión de tiempo, recursos o desarrollo metodológico (nivel 2), o que son de menor prioridad o que requieren un desarrollo metodológico significativo (nivel 3). 

Infografia del inventario de indicadores ambientales
Fuente: INDEC, “Hacia la construcción de un sistema de cuentas ambientales y económicas”. Documento de trabajo INDEC Nº 39

A partir de estos logros, los objetivos que el INDEC se ha planteado incluyen: proponer un modelo de gobernanza para la construcción del Sistema de Cuentas Ambientales en el que el INDEC actúe como órgano rector; implementar el marco conceptual del Sistema de Cuentas Ambientales integrado y multidisciplinario; desarrollar una infraestructura de datos; generar capacidades técnicas al interior del INDEC y en los demás servicios estadísticos del Sistema Estadístico Nacional (SEN), a través de talleres nacionales e internacionales sobre las estadísticas ambientales y el sistema de contabilidad ambiental; realizar una efectiva comunicación pública de los objetivos y resultados esperados de cada fase para generar un círculo virtuoso con la ciudadanía y las personas usuarias calificadas para el desarrollo de cuentas ambientales; y elaborar y promover el desarrollo de cuentas ambientales piloto.

Todo ello permitirá hacer visible las contribuciones de la naturaleza a la economía y a las personas.

Desafíos para incorporar la temática ambiental en los productos estadísticos

Desde hace varios años, el INDEC ha realizado avances significativos para la incorporación de la temática ambiental dentro de sus productos estadísticos regulares. Pero aún persisten desafíos: las estadísticas ambientales son un área relativamente nueva y su naturaleza interdisciplinaria exige un alto grado de coordinación. Sin embargo, confiamos en que la experiencia y el conocimiento acumulado en estos años constituyan una base sólida que permitirá poder enfrentar los retos con solvencia.

Desde el Banco Mundial continuaremos acompañando al INDEC con la convicción de que la información precisa y oportuna es un bien público invaluable y fundamental para el diseño de políticas que contribuyan a poner fin a la pobreza en un planeta habitable .

 

Mantente actualizado con nuestro artículo semanal

Suscríbete

Artículos relacionados:

 

Autores

Lourdes Rodríguez-Chamussy

Economista senior en la Práctica Global de Pobreza y Equidad del Banco Mundial

Agustin Arakaki

Consultor de la Práctica Global de Pobreza y Equidad

Únase a la conversación