Publicado en Blog de Datos

El crecimiento de los ingresos en Latinoamérica ha dejado de beneficiar más a los pobres

El equipo responsable del LAC Equity Lab del Banco Mundial está comenzando un blog para presentar nuestras tablas y gráficas favoritas que nos permiten mostrar la evolución reciente de la pobreza y la equidad en América Latina y el Caribe. Sus comentarios e ideas son bienvenidos, y los invitamos a explorar las páginas web del LAC Equity Lab y del grupo de Pobreza del Banco Mundial donde podrán encontrar información adicional.
 
En esta primera entrega, nos enfocamos en un tema fundamental para la región –el crecimiento de los ingresos y sus implicancias en la desigualdad.

El crecimiento de los ingresos en Latinoamérica ha dejado de beneficiar más a los pobres
 Image

Fuente: SEDLAC (World Bank y CEDLAS). Nota: Las curvas de incidencia del crecimiento se calculan utilizando los datos armonizados agrupados de 17 países. Con el fin de analizar cada año el mismo grupo de países, se hizo una interpolación cuando los datos del país no estaban disponibles para un año determinado.
 
Sabemos que la desaceleración económica global afectó a todas las regiones del mundo. Y la región de América Latina y el Caribe no fue la excepción. Pero lo que este gráfico muestra es cómo dicha desaceleración se ha traducido en un menor crecimiento de los ingresos de los latinoamericanos más pobres desde 2010. A pesar de que los ingresos de las familias más pobres continúan creciendo, ahora lo hacen a menor velocidad. Entre 2003 y 2008, la tasa de crecimiento de los ingresos de los más pobres fue más del doble que la de los más ricos. Sin embargo, entre 2010 y 2013, el crecimiento se mantuvo alrededor del 4% para todos los niveles de ingresos, una caída de casi el 50% para los más pobres.
 
¿Qué implica esto? Una tasa de crecimiento constante en todos los niveles de ingreso podría significar que las ganancias para la región, en términos de reducción de la desigualdad, podrían haberse suspendido. En un reciente informe, mostramos que la reducción en la desigualdad de los ingresos se ha estancado después de la desaceleración económica. Durante la primera parte de la década del 2000, impulsados por altas tasas de crecimiento en el ingreso de los más pobres, los niveles de desigualdad se redujeron de manera considerable. Sin embargo, desde el inicio de la desaceleración económica global, la brecha de ingresos entre los más ricos y los más pobres ya no se está cerrando.
 
¿Preguntas? ¿Comentarios? Envíenlos a continuación.


Autores

Oscar Calvo-González

Economista y Líder de Sector del Departamento de Gestión Económica y Reducción de la Pobreza del Banco Mundial para América Latina y el Caribe

Únase a la conversación

Este contenido no se mostrará públicamente
Caracteres restantes: 1000