Informe sobre el desarrollo mundial 2021: Datos para una vida mejor -aprovechar el valor de los datos para ayudar a los pobres

|

Disponible en:

En la lucha contra la pobreza, los datos son un arma poderosa que puede transformar la vida de los pobres. Pero también son una espada de doble filo. Se necesitan nuevas reglas del juego —un contrato social en materia de datos— para aprovechar todo el valor de ellos, protegiendo al mismo tiempo a las personas de los daños derivados del uso indebido y garantizando un acceso y representación equitativos.

COMBATIR LA POBREZA CON DATOS

Los datos se han vuelto omnipresentes: los flujos mundiales de datos se han multiplicado por mil en los últimos 20 años. Lo que no siempre se aprecia es la medida en que los datos ofrecen el potencial de mejorar la vida de las personas, especialmente la de los pobres y la de los que viven en países de ingreso bajo.

Reflexionemos sobre el siguiente ejemplo. El estado indio de Odisha es susceptible de sufrir ciclones devastadores. Cuando se produjo un desastre en 1999, hasta 10 000 personas perdieron la vida. Esta tragedia hizo que la Autoridad de Gestión de Desastres del Estado de Odisha realizara una gran inversión en datos de previsión meteorológica. Cuando otra tormenta de magnitud similar afectó la zona en 2013, la captación y difusión de datos de alerta temprana permitió evacuar a casi 1 millón de personas a un lugar seguro, reduciendo el número de muertos a solo 38.

Los beneficios directos de los datos sobre las vidas y los medios de subsistencia pueden provenir no solo de iniciativas gubernamentales, como en Odisha, sino también de una plétora de nuevos modelos de negocio privados. Muchos estamos familiarizados con las plataformas de transporte a demanda que han revolucionado el transporte público en las grandes ciudades. En Nigeria, la empresa de plataformas Hello Tractor ha adaptado el concepto de una plataforma de transporte por carretera que permite a los agricultores alquilar equipos agrícolas a la carta y aumentar su productividad.

Organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo también están utilizando datos recopilados por los ciudadanos como forma de exigir una rendición de cuentas a los Gobiernos. Por ejemplo, la plataforma ForestWatchers permite a la gente denunciar directamente la deforestación del Amazonas. Y en Egipto, las mujeres pueden informar sobre la ubicación de incidentes de acoso sexual, gracias a la herramienta HarrassMap.

APROVECHAR TODO EL POTENCIAL DE LOS DATOS

A pesar de todos estos usos innovadores, los datos siguen estando muy infrautilizados, y se desaprovecha gran parte de su valor económico y social. Recoger y utilizar datos para un único fin sin ponerlos a disposición de otros para su reutilización es un desperdicio de recursos. Mediante la reutilización y combinación de datos procedentes de fuentes públicas y privadas, y la aplicación de modernas técnicas de análisis, los conjuntos de datos fusionados pueden abarcar a más personas, con mayor precisión y frecuencia. Aprovechar estas sinergias entre los datos puede reportar beneficios reales.

En Croacia, los datos del censo de población se combinaron con datos de encuestas de hogares y datos administrativos para crear mapas granulares de la pobreza (gráfico 1), revelando grandes diferencias en los niveles de vida entre municipios y también bolsones de pobreza dentro de las regiones más favorecidas. Dado que la asignación de fondos de la Unión Europea (UE) depende de la renta per cápita de una zona, los municipios pobres situados en regiones no pobres están en desventaja. Con este nuevo mapa de la pobreza, Croacia pudo concentrar mejor los fondos de la UE en las zonas más pobres y así orientar mejor los recursos y ayudar a reducir la desigualdad.

Gráfico 1. Reducir la pobreza: Los mapas de los bolsones de pobreza en Croacia permitieron orientar mejor los fondos de lucha contra la pobreza

figure 1. croatia
Source: World Bank 2016a. Data at http://bit.do/WDR2021-Map-2_1.​​​​​​

ESPADA DE DOBLE FILO

Sin embargo, cuantos más datos se reutilicen, mayor será el riesgo de que se haga un mal uso de ellos. A medida que los datos se combinan, reutilizan y readaptan de formas cada vez más creativas, el alcance de los efectos positivos aumenta rápidamente. Al mismo tiempo, también existe la posibilidad de que se utilicen indebidamente, a menudo de forma imprevista.

Por ejemplo, los registros detallados de llamadas (RDL) de los teléfonos móviles se crean para fines del sector privado, pero recientemente han sido noticia porque los Gobiernos los utilizan para el rastreo de contactos en relación con la COVID-19. En marzo de 2020, por ejemplo, el Gobierno de Israel aprobó una normativa de emergencia que permitía el uso de los RDL para rastrear a las personas infectadas y frenar la propagación del virus. En los primeros días de la pandemia, el uso de los RDL en Israel supuso la identificación de aproximadamente un tercio de sus casos de COVID-19. Sin embargo, este nuevo uso de los datos de los RDL para rastrear a las personas provocó un debate y una reacción negativa por la preocupación que suscita el posible uso indebido de esos datos por parte del Gobierno. Muchos legisladores del país plantearon inquietudes relativas a la privacidad, y, finalmente, la Corte Suprema ordenó interrumpir el programa.

UN NUEVO CONTRATO SOCIAL PARA LOS DATOS

Estas idas y venidas sobre el uso de los datos de los RDL ilustran cómo las naciones entablan un diálogo interno sobre las reglas del juego para el uso apropiado de los datos. El Informe sobre el desarrollo mundial 2021 subraya la urgente necesidad de que todos los países establezcan nuevos contratos sociales para orientar el uso adecuado de los datos. Los contratos sociales satisfactorios se basarán en reglas que ayuden a materializar el valor potencial de los datos, creando al mismo tiempo la confianza en todas las partes interesadas de que no se verán perjudicadas y de que compartirán los beneficios resultantes de un mayor uso de los datos (gráfico 2). Aunque encontrar el equilibrio adecuado variará de un país a otro —lo que reflejará las diferencias existentes en normas y valores sociales—, todos se beneficiarán de los avances tecnológicos que protegen a las personas al tiempo que facilitan su uso.

Gráfico 2. Desarrollar un nuevo contrato social para los datos basado en los pilares de la confianza, la equidad y el valor

Desarrollar un nuevo contrato social para los datos basado en los pilares de la confianza, la equidad y el valor

El contrato social cobra vida gracias a una gestión de datos eficaz, lo que implica formular políticas que cierren la brecha informática, proporcionando el acceso universal a la banda ancha y garantizando que todos los países puedan acceder a una infraestructura moderna para intercambiar, procesar y almacenar los crecientes volúmenes de datos. También conlleva el desarrollo de marcos regulatorios e instituciones que salvaguarden los datos a través de medidas de ciberseguridad y protección de datos, al tiempo que permitan compartir y reutilizar los datos de forma segura. Hasta ahora, en todo el mundo apenas el 40 % de estas normas de buenas prácticas sobre datos están en vigor. La gestión de datos también tiene consecuencias más amplias para la economía, ya que las empresas de plataformas basadas en datos son un sector en rápido crecimiento, que contribuye cada vez más al comercio internacional y a la movilización de impuestos.

HACIA UN SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE DATOS

Gráfico 3. Los datos fluyen de forma segura entre todas las partes interesadas en un sistema nacional integrado de datos

Los datos fluyen de forma segura entre todas las partes interesadas en un sistema nacional integrado de datos

Una vez establecido un contrato social y una buena gestión, facilitar una mayor reutilización y reaprovechamiento de los datos requiere mejores sistemas de datos. Este informe proporciona una visión ambiciosa de un sistema nacional integrado de datos (SNID) que pueda cumplir la promesa de generar datos de alta calidad y que puedan ser compartidos de forma segura por todas las partes interesadas, incluidos el Gobierno, la sociedad civil, los círculos académicos, los ciudadanos individuales y el sector privado. Aunque casi todos los países están lejos de hacer realidad esta aspiración, X-Road de Estonia —que permite el intercambio automático de información entre bases de datos públicas y privadas, garantizando confidencialidad, integridad, transparencia e interoperabilidad entre las partes— apunta a lo que puede ser cada vez más posible para otros países.

Y en el centro de todo esto están las personas. Todos debemos comprender mejor las múltiples formas en que se pueden utilizar los datos, tanto para ayudar como para causar daño. Para que un sistema funcione bien, se debe contar con personas que produzcan, procesen y administren datos de alta calidad, y personas que redacten e implementen estrategias, políticas y regulaciones de datos. Asimismo, es necesario que las personas los utilicen para exigir una rendición de cuentas a los sectores público y privado. Y que las personas utilicen los datos como factor de producción tanto en el sector público (para el diseño de políticas y la ejecución de programas) como en el sector privado (para la toma de decisiones y las innovaciones en productos y servicios).

Todo esto requiere sólidos conocimientos en materia de datos. Al reconocer la importancia de estas aptitudes, Nepal ha convertido en una prioridad enseñar a la gente a trabajar con datos. El Programa de Alfabetización en materia de Datos de Nepal consiste en un curso diseñado para respaldar las habilidades técnicas especializadas y para mejorar la cultura del uso de datos. La Escuela de Administración de la Universidad de Katmandú está incorporando este kit de herramientas de alfabetización en materia de datos en sus programas.

En el Informe sobre el desarrollo mundial 2021 se reconoce que materializar todo el valor de los datos será difícil y requerirá un alto grado de compromiso y esfuerzo. Pero el costo de no lograrlo es un mundo de oportunidades perdidas y mayores desigualdades.

Para descargar el informe completo, cliquee aquí (PDF, en inglés).

Para obtener más información acerca del Informe sobre el desarrollo mundial 2021, visite este sitio web (i).

Autores

Bob Cull

Economista principal de la Vicepresidencia de Economía del Desarrollo

Vivien Foster

Economista en jefe de la Vicepresidencia de Infraestructura

Dean Mitchell Jolliffe

Economista principal del Grupo de Gestión de Datos sobre el Desarrollo

Únase a la conversación

Antonio Cuaical Tapie
11 de Mayo de 2021

Cuando los datos, son utilizados desde el modo de doble filo y unilateralmente, por el Estado o mejor, por el gobierno del Estado. El Gobierno actual de Colombia, le da credibilidad a los datos e informes de los entes de su burocracia, y entonces aprovecha, esos datos, para implantar programas o politicas que van encotra de las más pobres vulnerables, com: reforma fiscal que aumenta impuestos, a los productos de la canasta familiar, servicios básico, impuesto a la tecnología, implementa y aplica programas de destrucción ambiental y de alto perjuicio al los campesinos e indígenas con aspersión de Glifosato en vastas regiones del País, a pesar de que comunidades de expertos y científicas, nacionales y extranjeras han demostrado evidencias y cifras con datos, que claramente son de un alto perjuicio, para los pobres. Todo esto en plena pandemia.

Patricio
11 de Mayo de 2021

Estimado Dean.

Agradeceré me escribas, dado a que tengo propuestas para el análisis y uso de los datos de manera predictiva y Prospectiva.

La reflexión es cómo utilizamos los datos para. construir futuro y ayudar a mis países menos adelantados.
Cordialmente.
Patricio OPORTUS
Docente, investigador, consultor senior internacional

Gerardo Murillo
10 de Mayo de 2021

De acuerdo con el punto que los datos bien utilizados son de mucha ayuda para la toma de decisiones, y quería consultar si se tiene algún programa para Honduras, enfocado a ayudar a la población de bajos recursos

EXEQUIEL ANTUNEZ
10 de Mayo de 2021

soy presidente de una organizacion no gubernamental y necesito la informacion

Jorge Eduardo Lopez Valles
10 de Mayo de 2021

Deseo participar,me interesa bastante

Victor Vargas Vargas
10 de Mayo de 2021

Importante propuesta sobre los datos, en tanto estos reflejan las realidades sistematizadas en una infinidad de variables de los hechos sean economicos, sociales o politicos de una comunidad en particular o del todo planetario.