Cuatro gráficos sobre las diferencias de género que aún quedan por eliminar

|

Disponible en:

El Grupo Banco Mundial acaba de poner en marcha el nuevo portal de datos sobre género en el que se presentan datos desglosados por sexo y pertinentes al género sobre temas que van desde la educación, la demografía y la salud hasta el empleo, la propiedad de activos y la participación política. Asimismo, acabamos de publicar el Little Data Book on Gender 2016 (i) junto con cuadros en línea (i) que están vinculados a los últimos datos disponibles en los Indicadores del Desarrollo Mundial (i).

Los datos sobre género son una de las partes de nuestro sitio de datos que más visitas recibe, y estos recursos nuevos tornan más fácil que nunca ver las dimensiones del género de nuestros datos. Los tableros por país (i) y por tema (i) permiten contar con una reseña de la distribución y las tendencias de los datos relativos a cuestiones importantes, y los cuadros en línea y el libro constituyen una referencia útil de los datos a los que se accede más comúnmente.

A continuación he seleccionado algunos gráficos del nuevo portal relacionados con los cuatro pilares de la nueva Estrategia de igualdad de género (i) del Grupo Banco Mundial. Estos objetivos se centran en la mejora de las dotaciones humanas, a través de un mejor acceso a la salud, la educación y la protección social; la oferta de más y mejores empleos encarando problemas como las diferencias en materia de habilidades y los mecanismos de atención; la ampliación del acceso de las mujeres a los activos y su control sobre ellos, y el aumento de la participación y el poder de decisión de las mujeres, es decir, su capacidad para hacerse escuchar y ejercer control sobre los principales aspectos de sus propias vidas.
 

1) La diferencia en materia de educación es mayor en los países de ingreso bajo  

A 2013, la tasa de finalización de la escuela primaria sigue en el nivel máximo sin precedentes del 92,3 % a nivel mundial, lo que representa un aumento del 13 % desde 1990. Si bien se trata de un gran avance en general, las tasas de finalización siguen siendo sustancialmente inferiores en los países de ingreso bajo, y en el caso de los niños siguen siendo el 10 % superiores a las correspondientes a las niñas.

Gráfico 1
 

2) Son más las mujeres que suelen estar desempleadas y trabajar sin recibir remuneración  

A nivel mundial, el 50 % de las mujeres participa en el mercado de trabajo en comparación con el 77 % de los hombres . Desde restricciones legales en materia de empleo hasta la falta de opciones en materia de carrera y atención, son varios los obstáculos que hacen que las tasas de desocupación de las mujeres sean más altas que las de los hombres en todos los grupos de ingreso. Análogamente, como consta en el gráfico que se presenta a continuación, la proporción de mujeres que trabajan en empresas familiares sin recibir remuneración también es más alta en la mayoría de los países. 

 
Gráfico 2
 

3) Las mujeres no están a la par de los hombres en la titularidad de cuentas en instituciones financieras en los países de ingreso bajo y mediano  

En todo el mundo, el porcentaje de mujeres que son titulares de una cuenta en una institución financiera pasó del 47 % al 58 % entre 2011 y 2014. Sin embargo, subsisten diferencias en la proporción relativa de hombres y mujeres que tienen acceso a dichas cuentas, especialmente en los países de ingreso bajo y mediano. 
 
Gráfico 3

4)  En general, las mujeres participan en un tercio de las empresas de todo el mundo  

En muchos países, las mujeres encaran obstáculos legales y sociales que les impiden ser propietarias de activos o heredarlos. Las mujeres participan en alguna medida en la propiedad de casi un tercio de las empresas de todo el mundo, y en más de 20 países, incluidos China, Brasil y Viet Nam, las mujeres tienen algún grado de propiedad en más del 50 % de las empresas.
 
Gráfico 4


Estos son cuatro de los gráficos que, en mi opinión, se destacan en el nuevo portal de datos sobre género, y los invito a verlos y decirnos qué opinan.

Únase a la conversación