Desde 2019, las economías introdujeron numerosas reformas referidas a los salarios de las mujeres y la función parental

|

Disponible en:

A pesar de la pandemia de coronavirus, desde 2019 en 27 economías de todas las regiones y grupos de ingreso se promulgaron reformas para eliminar obstáculos a la inclusión económica de las mujeres en todos los ámbitos,  y se incrementó la aplicación de buenas prácticas en la legislación, de acuerdo con el informe Mujer, empresa y el derecho 2021 del Banco Mundial. Con gran parte de estas reformas, se introdujeron o modificaron leyes referidas al salario y la función parental.

La mayoría de las reformas correspondieron a leyes que afectan el salario de las mujeres

Bahrein, Montenegro, Arabia Saudita y Vietnam suprimieron restricciones a la contratación en puestos de trabajo que antes se consideraban peligrosos para las mujeres. En Montenegro y Arabia Saudita también se eliminaron todos los obstáculos a la contratación de mujeres en empleos industriales, como los de los sectores de minería, construcción, manufacturas y agua, por lo que hombres y mujeres se encuentran ahora en igualdad de condiciones para elegir oportunidades de empleo. En Costa Rica y Arabia Saudita, se levantaron las prohibiciones que regían sobre el trabajo nocturno de las mujeres.

Por su parte, las Islas Marshall, Nueva Zelandia y los Emiratos Árabes Unidos reformaron sus leyes a fin de introducir normas que exigen igual remuneración para los hombres y las mujeres que realizan trabajos de igual valor.

Las reformas vinculadas con las licencias parentales y el matrimonio siguen siendo prioritarias en los programas de las diversas economías.

Las leyes que afectan el trabajo de las mujeres después de tener hijos siguieron ocupando un lugar destacado en los programas de reforma. Cinco economías introdujeron reformas en este ámbito,  lo que generó mejoras en ocho puntos de datos. En Etiopía se extendió la licencia paga por maternidad de 90 a 120 días, y se garantizó por primera vez el derecho a tomar 3 días de licencia paga por paternidad. Suriname, que anteriormente se encontraba entre las seis economías del mundo sin ningún tipo de permiso remunerado por el nacimiento de un niño, estableció una licencia paga por maternidad de 16 semanas y una por paternidad de 8 días. En Austria también se establecieron licencias pagas por paternidad, mientras que en Irlanda y los Emiratos Árabes Unidos se instauró la licencia parental remunerada como derecho individual, lo que da a cada empleado el mismo derecho a una licencia paga por el nacimiento de un hijo. Los Emiratos Árabes Unidos son ahora la primera y única economía de Oriente Medio y Norte de África en la que rigen las licencias parentales remuneradas.

A pesar de estos avances, en el informe se señala que la función parental es en todo el mundo el área que muestra más margen para mejorar.  Esto incluye la licencia parental paga, la posibilidad de que las prestaciones sean administradas por el Gobierno y la prohibición de despedir embarazadas. También se necesitan reformas para abordar las restricciones que enfrentan las mujeres en relación con el tipo de empleos, tareas y horarios en los que pueden trabajar, dado que tales limitaciones las confinan a empleos peor pagos. Asimismo, en 100 economías, la legislación no exige que hombres y mujeres reciban la misma remuneración por trabajos de igual valor.

Descargue el informe Mujer, empresa y el derecho 2021 (PDF, en inglés) para ver más datos. Para obtener más información y análisis, consulte el sitio web del informe.

 

Shuting Sun y Divyanshi Wadhwa contribuyeron en este blog.


ENLACES RELACIONADOS

Únase a la conversación