Utilizar la creatividad para lograr el cambio: el arte de la resiliencia

|

Disponible en:

Call for submissions for upcoming international art exhibition. © GFDRR
Convocatoria a presentar trabajos para la exhibición internacional de arte que se realizará próximamente. © GFDRR

El arte es la reina de todas las ciencias que comunican conocimientos a todas las generaciones del mundo. -Leonardo da Vinci


The Great Wave off Kanagawa, by Hokusai
La gran ola de Kanagawa, de Hokusai.

Los científicos logran cada vez mayor precisión para prever cuándo se producirá el próximo huracán, el próximo deslizamiento de tierra o la próxima inundación. Sin embargo, la comunicación científica acerca de estos desastres está menos avanzada. Como señaló Leonardo da Vinci, el arte posee un poder único para comunicar este tipo de conocimientos a personas de todas partes.

Los acontecimientos naturales y los desastres del pasado (i) han influido en algunas de las obras de arte más icónicas de nuestro tiempo. Tanto los atardeceres de Turner (i) como el Frankenstein de Mary Shelley fueron elaborados a la sombra de la mayor erupción volcánica de nuestro tiempo, la del monte Tambora, en 1815. La gran ola de Kanagawa, del artista japonés Hokusai (c. 1829–1833) ha sido interpretada como una advertencia sobre el riesgo de tsunamis. En una era de cambio climático y crecientes peligros naturales, el arte también puede transmitir los riesgos futuros a los que nos enfrentamos.

El arte puede inspirar a las personas a pensar sobre el riesgo de desastres y la resiliencia de un modo que la ciencia, los datos y los números no pueden lograr.  Por este motivo, el Laboratorio de Innovación del Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR) (i) y el Programa de Arte del Grupo Banco Mundial han organizado una convocatoria internacional a presentar obras de arte (i) para una muestra que se realizará próximamente, titulada El Arte de la Resiliencia. Mediante la poesía, la pintura, la fotografía, la música y la actuación se pueden contar historias que atraviesen las barreras culturales  y generen empatía hacia las comunidades que enfrentan riesgos crecientes derivados de los peligros naturales y el cambio climático. Las emociones que evoca el arte pueden transmitir la necesidad de actuar con urgencia para prevenir los desastres y prepararse para ellos.

© "City of My Dreams", de Nickson Jeremiah (reproducida con permiso del artista).

Hemos visto que el arte ha servido para convocar y para iniciar conversaciones, y como fuente de esperanza y motivación para personas de todo el mundo.   El año pasado, paralelamente a la reunión de FOSS4G (i) y la conferencia titulada Comprender el Riesgo en Tanzanía, (i) se organizó un concurso de murales que congregó a jóvenes artistas tanzanos para transmitir de manera visual los conceptos de riesgo y resiliencia. Nickson Jeremiah, (i) artista autodidacta de 19 años de la región del norte, atravesó todo el país hasta llegar a Dar es Salaam para participar en este concurso y finalmente ganó el segundo puesto. Jeremiah señala que el cambio climático afecta principalmente a las mujeres de su poblado, quienes deben caminar grandes distancias para buscar agua, recolectar leña y, en definitiva, atender a sus familias. Motivado por los desafíos que enfrentan estas mujeres, su obra retrata a una joven que sostiene delicadamente en sus brazos la ciudad de sus sueños.

DataSculpture with augmented reality showing population and risk in Catalunya, Spain, over the course of a century.
Escultura de datos con realidad aumentada en la que se muestran la población
y los riesgos en Cataluña (España) a lo largo de un siglo. Foto: © GFDRR.

El equipo del Laboratorio, junto con el Centro del Clima de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, viene explorando el uso del arte para comunicar la idea del riesgo, en particular a través de las "esculturas de datos" , esto es, piezas tridimensionales que traducen los datos numéricos sobre desastres en algo con lo que las personas pueden interactuar, de manera virtual o visceral. Estas esculturas brindan la oportunidad de entablar un diálogo que probablemente no se produciría si se tratara solo de un gráfico. Pablo Suárez, el artista que está detrás de estas innovadoras esculturas de datos, cree que "los artistas pueden crear experiencias que te hagan involucrarte, que te generen preguntas". Con una de estas esculturas de datos (i) se mostraron todos los desastres que azotaron el Pacífico en los últimos 25 años. Una escultura (i) de los flujos de agua de la presa de Nangbeto en Togo ayudó a explicar el financiamiento basado en pronósticos para casos de inundaciones. Asimismo, una escultura sobre la población de Cataluña (España) se combinó con tecnología de realidad aumentada para mostrar un siglo de cambios demográficos: el público podía observar las consecuencias de las guerras o de las reformas de las políticas a través de los cambios demográficos a lo largo del tiempo.

 
En este video, Simone Balog-Way, gerente de la comunidad denominada Understanding Risk (Comprender el riesgo), (i) dialoga con el artista Pablo Suárez acerca de la función que desempeña el arte en la comunicación de los riesgos de desastres y explica cómo se puede participar.

Sabemos que hay muchos ejemplos de piezas creativas que logran que la gente se detenga, piense y se involucre en el tema del clima y los riesgos de desastres. Y queremos recibir las de ustedes.  En la muestra El Arte de la Resiliencia, que tendrá lugar en la sede del Banco Mundial en octubre de 2019, se exhibirán obras artísticas que pongan de relieve la importancia de comprender los desastres y el cambio climático, o que permitan lograr o mejorar esa comprensión en la sociedad. Buscamos una amplia variedad de enfoques artísticos, por ejemplo:

  • obras bidimensionales o tridimensionales que actúen como llamados a la acción poniendo énfasis en la necesidad urgente de mitigar los impactos de los desastres y adaptarse al cambio climático; obras en las que se imaginen futuros esperanzadores en un mundo afectado por estas conmociones;
  • visualizaciones de macrodatos: arte con datos como nueva forma de comunicación de la ciencia;
  • arte público: instalaciones como medio para ubicar los conocimientos sobre desastres y riesgos climáticos en el contexto local;
  • artes escénicas o música: interpretaciones o series de eventos en las que se utilicen las artes vocales, instrumentales o de movimiento para ayudar a comprender la inmensidad de los riesgos climáticos y de desastres naturales;
  • programas de arte comunitarios: iniciativas en las que se involucre al público en la producción artística para respaldar la reconstrucción posterior a los desastres o la gestión deliberativa de los riesgos de desastres.
This data sculpture shows the history of water volume flows along the Mono river in Togo from 2005-2015 to help demonstrate forecast-based financing for floods. It was on display at the 2016 Understanding Risk forum. Photo: © Red Cross Red Crescent Climate Centre
Esta escultura de datos muestra las variaciones del caudal del río Mono, en Togo, de 2005 a 2015, a fin de explicar cómo funciona el financiamiento basado en pronósticos para casos de inundaciones. Fue exhibida en el foro de 2016 de Understanding Risk. Foto: © Centro del Clima de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.
Con El Arte de la Resiliencia se busca reunir a los que saben, a los que hacen y a los que crean para inspirar nuevas formas de pensar acerca de los desastres. Únase a nosotros en este movimiento a fin de promover el uso del arte como medio para comunicar información acerca de los riesgos y generar resiliencia. Difunda ampliamente esta convocatoria entre artistas, diseñadores y hacedores que estén respaldando esta importante misión.  Para obtener más información y realizar una presentación antes del cierre de la convocatoria (17 de mayo de 2019), visite gfdrr.org/en/art-of-resilience. (i)

Enlaces relacionados

Únase a la conversación